El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró que espera que la Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamerianos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE), prevista en Santiago para los próximos días 26 y 27, tenga frutos.

En un encuentro con corresponsales extranjeros, el mandatario dijo que "la instancia de los grandes discursos en la reunión está reducida al mínimo y la instancia del trabajo directo entre las partes está ampliado a lo máximo".

Señaló que esta cumbre tiene varias particularidades porque "por primera vez, esa cumbre incorpora a los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) porque paralelo a la cumbre de los Jefes de Estado se ha desarrollado las cumbres del poder Judicial y el día 25 se hará la del poder Legislativo.

En esas reuniones previas se discutirán temas específicos de esos sectores y sus recomendaciones y propuestas serán entregadas, para su consideración, a los presidentes, primeros ministros o representantes de los países.

Durante el último año, Chile ha ostentado la presidencia protempore de Celac, la que sostendrá en Santago la primera cumbre con la Unión Europea. Hasta ahora, la UE había celebrado seis citas de Jefes de Estado y de Gobierno con los 33 países de América Latina y el Caribe.

"Por primera vez en la historia de América Latina y el Caribe llega a esta cumbre con una sola organización y, en consecuencia, con una sola voz que es Celac, que reúne a los 33 países de la región", destacó Piñera.

Indicó que "vamos a tener un diálogo que nos permitirá lograr un avance más significativo".

A su juicio, esta cumbre será la que más presencia de Jefes de Estado y Gobierno ha reunido en la historia, cuyo objetivo "es bien preciso: Crear una Alianza Estratégica para un Desarrollo Sustentable, que va a priorizar el tema de Inversiones social y ambientalmente sustentable".

Se ha informado que participarán 61 países y participarían más de 40 de sus líderes.

Tras considerar que en la actualidad las reuniones de ese nivel son mucho más directas y buscan objetivos más precisos, Piñera dijo que "espero que esta cumbre dé frutos fecundos".

En su opinión, aunque América Latina y el Caribe no es una región homogénea en lo político y en la visión del desarrollo porque existen varios modelos, cada país tiene el derecho de escoger el suyo propio.

Resaltó que "esperamos empezar una nueva era, una nueva etapa en las relaciones de Europa con América Latina y el Caribe, que esté menos basada en la ayuda o el asistencialismo, y más basada en la cooperación estratégica para el desarrollo, en tener mercados más abiertos, más integrados".

También sostuvo que era importante hacer que el siglo XXI sea el de América Latina y el Caribe, y que aproveche a toda plenitud todo su potencial.

"La región aprendió de sus errores, y la mejor prueba de ello es que, cuando había crisis a nivel mundial, era la que más sufría, la que más se estancaba, y en medio de la actual crisis mundial logró enfrentarla de manera diferente", puntualizó.

Dijo que es destacable que "Europa, a pesar de todos sus problemas y que sigue siendo la economía más grande del mundo y el primer inversionista en América Latina, se reúna aquí, en momentos en que enfrenta una crisis, con los líderes de nuestra región, la cual está viviendo un verdadero renacimiento".

Comentó que América Latina ha logrado sortear esta crisis de "una forma distinta y mucho mejor porque está creciendo en forma sistemática y con fuerza, como hace tiempo no lo hacía; está integrándose al mundo, reduciendo la pobreza, creando empleos, a pesar de la crisis mundial".

El mandatario dijo que espera que en esta cumbre "Perú y Colombia logren, ojalá, consolidar sus tratados de libre comercio con la Unión Europea y que Mercosur alcance un paso importante hacia delante y, adicionalmente". Dijo que Chile logró "un acuerdo con la Unión Europea para aplicar la claúsula evolutiva, con el fin de modernizarlo y ampliarlo".

Por último, dijo que su país, encabezando a Celac, "ha trabajado intensamente con la Comisión y el Consejo de la Unión Europea y muchos de los presidentes que vienen a Chile para poder darle un contenido últil, concreto y fecundo a esta cumbre".