Santiago. El Grupo de Lima, conformado por varios países de América, debe adoptar medidas de otro "nivel" para abordar la crisis que sacude a Venezuela en medio de la próxima elección presidencial, dijo el canciller chileno, Roberto Ampuero, en una nota publicada este sábado en un diario local.

Ampuero, quien se encuentra de visita en Estados Unidos antes de asistir este lunes a una cumbre del Grupo de Lima en Ciudad de México, dijo que Chile estudia la posibilidad de dejar Caracas sin representación diplomática en una "clara" señal hacia el gobierno venezolano.

Agregó que las medidas que adopte el grupo no deben afectar más a la población de Venezuela, que enfrenta una profunda crisis política y humanitaria en la antesala de los comicios del 20 de mayo en que Maduro busca su reelección ante una fracturada oposición.

"Si va a haber una declaración del Grupo de Lima (...) no puede ser una declaración más, con la cual el presidente Nicolás Maduro simplemente empapela su despacho", dijo Ampuero al diario La Tercera.

"Tiene que ser una declaración de una nueva calidad, de un nuevo nivel, que implique elementos que se están viendo y se están discutiendo con otros cancilleres. Y al mismo tiempo esto debe ir acompañado de medidas que tengan un impacto concreto", agregó.

Ampuero mencionó que entre las medidas que podría adoptar el bloque está un mayor control sobre las visas de ingreso que se dan a ciertas personalidades de la dirigencia del gobierno de Maduro, lo que se suma a medidas financieras adoptadas por Estados Unidos y la Unión Europea.

El Grupo de Lima está integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.