El ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, informó que el gobierno está esperando explicaciones de su par boliviano por las últimas declaraciones del presidente Evo Morales, quien esta semana consideró "muerto" el Tratado de 1904, dichos que motivaron en la víspera la protesta de las autoridades chilenas.

Tras un encuentro con ex cancilleres, que respaldaron la postura del Edificio Carrera, Moreno insistió en que "no corresponden las expresiones que ha tenido el presidente de Bolivia", y explicó que fue justamente esto lo que "le hemos representado al gobierno boliviano (en un documento de protesta) y ahora esperamos sus explicaciones".

“Normas básicas de derecho internacional”. Moreno también recalcó que se trata de “un tema serio. Los países tienen acuerdos y los acuerdos se expresan en tratados. Y lo que deben hacer los países para tener buena vecindad y para cumplir con las normas básicas del derecho internacional es cumplir y respetar esos tratados”.

“Los tratados de límites superan las normas de los países y no puede un país arrogarse las capacidades para poder modificarlo por sí solo”, agregó el canciller chileno.

Miguel Alex Schweitzer, otro de los participantes en la reunión del Consejo Asesor de ex Cancilleres para el Límite Marítimo, en su calidad de ex ministro de la dictadura militar, también opinó este viernes sobre los dichos del Mandatario boliviano, asegurando que pueden haber declaraciones, pero los que mandan son los tratados.

Nota de protesta. En tanto, Soledad Alvear (canciller en el gobierno de Ricardo Lagos), respaldó la protesta emitida por la Cancillería chilena.

“El gobierno de Chile debe manifestar su malestar y protesta, ya que esas palabras no se condicen con la observancia de las normas y principios básicos del Derecho Internacional ni con el respeto de lo pactado en el Tratado de 1904”, señala la declaración emitida el jueves por la Cancillería.

En la última Asamblea General de la OEA, el 5 de junio, el canciller boliviano David Choquehuanca ya había exigido al gobierno chileno renegociar el Tratado de Paz y Amistad de 1904, firmado tras la Guerra del Pacífico, al considerar que Chile lo había “incumplido”.

La inmediata respuesta chilena fue que el acuerdo está totalmente “vigente” y que cualquier negociación con Bolivia se basará en él.