El gobierno de Chile evalúa la posibilidad de acoger a presos recluidos en la cárcel de la base militar estadounidense de Guantánamo, Cuba.

"En nuestro país se está realizando un proceso de evaluación de esta solicitud norteamericana", aseguró este lunes el director jurídico de la Cancillería chilena, Claudio Troncoso.

El presidente estadounidense, Barack Obama, solicitó al gobierno chileno y a otros latinoamericanos que reciba algunos detenidos en esa base después del ataque terrorista a las Torres Gemelas de Nueva York y la invasión de Estados Unidos a Irak. En América Latina, sólo Uruguay ha aceptado recibir a seis presos.

En esa base militar, ocupada por Estados Unidos, hay 149 presos de distintos países del Medio Oriente, quienes llevan años sin que se les juzgue por sus supuestos crímenes.

Previamente, varios parlamentarios expresaron su rechazo a la posibilidad de que el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet reciba en Chile a presos provenientes desde la cárcel de Guantánamo.

El senador opositor de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Iván Moreira, y el diputado del oficialista Partido por la Democracia (PPD), Jorge Tarud, dijeron que sería "altamente inconveniente y de alto riesgo" que se acepte la solicitud de Washington.

Ambos coincidieron en que si se acepta esta solicitud, podría tener efectos colaterales a ser reos vinculados a delitos terroristas, que han estado incluso involucrados, por ejemplo, en el atentado a las Torres Gemelas, en Nueva York.

Moreira precisó que "Chile no debe hacerse cargo de una promesa de campaña del presidente (Barack) Obama. Es impresentable y espero que el gobierno lo descarte definitivamente".

Por su parte, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, declaró este martes que acoger presos de Guantánamo es ser cómplices de torturas de Estados Unidos.

"Después de diez o más años de tener a esas personas secuestradas y torturadas, y ahora que son inocentes piden a una serie de países que los acojan, si los recibimos, seríamos cómplices de todas las atrocidades, de los secuestros y torturas que comete a diario Estados Unidos", explicó.

No obstante, aclaró que si existe una solicitud de los propios presos o de sus familiares para ser recibidos en Chile, se estaría en condiciones de discutir y acoger la petición humanitaria. "En caso de razones humanitarias, nosotros estamos dispuestos a acogerlos".

Teillier agregó que "los presos que se encuentran en Guantánamo han sido víctimas de violaciones atroces de sus derechos humanos por parte de Estados Unidos. Si la solicitud que realiza ese país es una imposición, nosotros la rechazamos".