“La verdad bastaría decir a quien cuestione la actuación chilena que hay que conocer el estatuto de la Corte”, señaló este lunes el subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros, en respuesta al gobernante de Bolivia, Evo Morales, quien afirmó que Chile no respeta el estado de derecho al objetar la competencia de La Haya para conocer el fondo de la demanda del vecino país.

Si bien la autoridad manifestó que “no quiero corregir jurídicamente al Presidente de Bolivia”, le precisó que las objeciones preliminares presentadas hace unos meses por Chile y reafirmadas esta jornada en los alegatos frente a los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en Holanda, “son un recurso establecido en el propio estatuto y en su reglamento, es un recurso procesalmente consagrado en la norma del tribunal”.

Diálogo vía skype. Riveros formuló estas declaraciones tras acompañar a la Presidenta Michelle Bachelet en la videoconferencia de 40 minutos que sostuvo vía Skype con el canciller Heraldo Muñoz, quien desde La Haya le relató cómo vivió él y el equipo jurídico que representó los intereses del país ante el organismo creado en 1946.

Comentó que la Jefa de Estado “les expresó su satisfacción por los alegatos que hoy día fueron formulados, los que calificamos, ciertamente, de contundentes y sobrios”, subrayando su solidez en que “dejaron de manifiesto con claridad de los argumentos para que la Corte Internacional de Justicia se declare incompetente y, por tanto, que no tiene jurisdicción para conocer de este asunto, toda vez que el eje argumental de nuestro país es que Bolivia desea en definitiva modificar o dejar sin efecto lo establecido en el tratado de 1904”.

El subsecretario reafirmó, al igual que lo hicieron los agentes ante los jueces en Holanda, que los países que suscribieron el pacto de Bogotá en 1948, se preocuparon específicamente de que este tribunal no conociera ni se pronunciara sobre tratados anteriores vigentes, como es el que rige para Chile y Bolivia tras la guerra y al que -enfatizó- debe darse cumplimiento de buena fe.

“No hay otra manera de cumplir lo que Bolivia está demandando, que es obligar a Chile a una negociación con resultado cierto, que no es otro que la salida soberana al Pacífico modificando el tratado de 1904. No hay otra forma”, dijo Riveros al recalcar que ello es inviable.