A dos días de presentar su renuncia al Gobierno en un nuevo terremoto que afectó a Michelle Bachelet, el ahora ex ministro de la Segpres, Jorge Insunza, alzó la voz para reconocer que hay distintos parlamentarios que tienen ingresos apartes del de su dieta.

“Hay muchos parlamentarios que no viven sólo de su dieta y tienen otros ingresos que no son explicitados y que incluso la sola declaración de intereses no basta; hay que ir mucho más allá”, lanzó el ex diputado en entrevista con El Mercurio.

Pese a esto, Insunza agregó a reglón seguido que “no voy a entrar en nombres”.

Lo que sí especificó es que “hemos tenido a lo largo de los de estos años muchos casos de personas que han sido socios de oficinas de abogado o, por ejemplo, parlamentarios que son dueños de radio en sus propios distritos. Eso genera no solo influencia en su territorio, sino que también tienen avisadores. También hay parlamentarios que tienen empresas o participaciones en empresas. El caso más conocido fue el de (Sebastián) Piñera, durante todo el período que fue parlamentario”.

Justamente es debido a esos casos y los que han estallado durante los últimos meses es que en el mundo político se vive un “clima de mucho nerviosismo”, dijo. Añadió que los parlamentarios y la política en general “está bajo mucha tensión y eso lleva a estas reacciones (...) Hay un ánimo de rasgar vestiduras, de cierto clima que es más agresivo y que presume la mala fe. Eso enferma el alma de un país”.

Renuncia a la Segpres. Jorge Insunza relató las horas previas a su renuncia, “una fue una decisión que empecé a decantar el viernes”, reconoció y detalló que el sábado se lo comunicó a la Presidenta Bachelet: “Ella comprendió mi decisión”.

“Mi convicción es que la responsabilidad de todo este episodio es absolutamente mía”, complementó.

No sintió el apoyo de su partido. “No me sentí apoyado por mi partido, y tampoco les pedí ayuda”, sinceró el renunciado ministro de la Segpres durante los complicados momentos que vivió por los constantes cuestionamientos a su persona.

Recalcó que “no llamé a ningún (dirigente) para decirle ayúdeme en estas circunstancias”. Afirmó, además, que tampoco se pidió ayuda a la Nueva Mayoría.

“Entiendo que su reacción es desde el temor de verse más expuestos y desde la sorpresa o también un enojo de que esto nunca hubiese sido parte de nuestras conversaciones, pero así como ellos no sabían de esto, también hay cosas de ellos que no sé y probablemente me voy a sorprender igual que ellos”, sentenció.