Una esperada alza en la aprobación del presidente Sebastián Piñera y una eventual baja de la ex mandataria Michelle Bachelet son algunos de los resultados que traerá el estudio del Centro de Estudios Públicos (CEP).

Esto, según los cientistas políticos Patricio Navia (Universidad Diego Portales) y Lesley Briceño (Universidad del Desarrollo), quienes analizaron los alcances del prestigio sondeo de opinión que liberará sus datos el martes a las 12:00 horas del país sudamericano.

El piso de Piñera. Ambos concuerdan en que la aprobación del presidente Sebastián Piñera no puede disminuir más, tras registrar en el periodo noviembre-diciembre del 2011 un histórico 23%, la más baja de un mandatario en democracia.

Según los especialistas, habría una leve tendencia al alza, que ya se manifestó en la última encuesta del periodo marzo-abril del presente año, donde obtuvo 24%.

“Es difícil que un presidente tenga una aprobación menor a 20%, entonces habría llegado al piso. En Chile nunca se había dado, en otros países se había dado presidentes con una aprobación más baja -por ejemplo Perú-, pero dentro de los rangos de cómo se había movido Chile, esto es lo más bajo que habíamos visto”, explicó Navia.

“Del riesgo vital a cuidados intensivos”. Según una alta fuente de La Moneda, en el gobierno esperan cerca de un 30% de adhesión para el jefe del Estado, cifra que -para el docente de la UDP- tampoco podría ser considerada como “una victoria”.

“30% significa que pasaste de estar con riesgo vital a la sala de cuidados intensivos. 30% sigue siendo una pésima aprobación. Pasas de tener tres meses de vida a tener cuatro meses de vida. No es para celebrar”, aseguró.

Estrategia comunicacional y margen de error. Por su parte, Briceño señaló que “cualquier alza de la aprobación del presidente Piñera, para que sea significativa, debe de superar el margen de error de la encuesta. Por lo tanto, que aumente en 2% ó 3% está dentro del margen de error de la misma”.

“En el mismo tema, como muchos analistas han planteado, al parecer el presidente Piñera y su gobierno ya llegó a un nivel en el cual no podría bajar más, y el alza que puede tener se debe principalmente a una mejora en la estrategia comunicacional del gobierno”, añadió.

Bachelet: “Difícil que saque 50%”. Respecto a la figura más importante de la Concertación con miras a las elecciones del 2013, Michelle Bachelet, ambos especialistas esperan una baja, aunque por distintas razones.

En el último sondeo, un 51% de la ciudadanía dijo que le gustaría que la actual jefa de la ONU Mujeres sea la próxima presidenta, evidenciando una gran superioridad frente a sus contendores.

“Es muy probable que Bachelet se mantenga dentro de los porcentajes que ya conocemos, si desciende puede que lo haga levemente como resultado del desgaste natural de un personaje público, y que además no está en campaña oficialmente”, aseveró Briceño.

Navia, en tanto, fue más tajante al decir que “es difícil saque más del 50%. Así como es comprensible que el presidente mejore su aprobación, también será comprensible que Bachelet baje un poco en su intención de voto. No debería ser sorpresa”, sostuvo.

Diferencias con Adimark. A diferencia de Adimark, la otra encuesta que marca la agenda política todos los meses, la del CEP hace mediciones sólo dos ó tres veces al año. Cuando hay elecciones, generalmente aumenta el número de sondeos.

Además de la periodicidad, también se diferencian en la metodología, situación que para el columnista de La Tercera hace que una sea más representativa que la otra y explica también las divergencias -por ejemplo- en la aprobación de Piñera.

“Adimark es telefónica y no representativa de todo Chile. En general sabemos que el presidente tiene problemas de aprobación en los sectores de menos ingresos, entonces, cuando hay una encuesta que no excluye a los sectores de menos ingresos, como la CEP, es lógico que su aprobación caiga”, sentenció Navia.