Santiago. El gobierno de Chile anunció este martes que llevará a cabo una reforma laboral para modificar la Ley de Extranjería, con la finalidad de facilitar la entrada de los trabajadores inmigrantes.

"Lo que buscamos es cambiar el actual sistema de otorgamiento de visas y residencias para ir a un sistema y planificación nacional en relación a los inmigrantes", señaló el vicepresidente y ministro del Interior, Andrés Chadwick.

A Chile por lo general ingresan personas en busca de empleos, especialmente de Perú y Argentina, y en los últimos meses muchos proceden de Europa, en particular de España, a causa de la crisis económica en ese país.

Según las cifras del gobierno, en los dos años y ocho meses de la administración del presidente Sebastián Piñera se han creado más de 700.000 empleos, a pesar de la crisis económica global.

Chadwick no aportó detalles del proyecto de ley que prepara el ministerio de Trabajo para que sea aprobada la reforma por el parlamento.

El ministro chileno del Interior señaló que la legislación migratoria debe modificarse debido al creciente número de inmigrantes y las necesidades del país de mano de obra calificada en áreas como la minería, la sanidad y la construcción.

"Estamos recibiendo (trabajadores) de distintas partes del mundo, especialmente de Latinoamérica, una cantidad importante de personas que vienen al país a buscar trabajo y mejores aspiraciones de vida, y eso obviamente requiere una regulación distinta a la que hemos tenido durante tantos años", precisó.

El ministro chileno del Interior señaló que la legislación migratoria debe modificarse debido al creciente número de inmigrantes y las necesidades del país de mano de obra calificada en áreas como la minería, la sanidad y la construcción.

El 2011 Chile otorgó 41.344 visas de trabajo, cifra superior a la de 2010, cuando expidió 32.403.

Muchos de los inmigrantes llegan a Chile en calidad de turistas y antes de los tres meses pueden solicitar también visas temporales, al presentar el contrato de alguna empresa.

Doce meses después obtienen el derecho a solicitar la residencia definitiva.

De acuerdo con el Banco Central, Chile crecerá este año cerca de 5% y tiene una tasa de desempleo que bordea el 6,5%, por lo tanto es una nación atractiva para los extranjeros.