Con 50 votos a favor, 58 en contra y 1 abstención, la Cámara de Diputados rechazó el informe de la segunda comisión investigadora del 27/F, que terminó sesionando sólo con los miembros oficialistas, tras el retiro de los parlamentarios de oposición acusando una maniobra política contra la ex presidenta Michelle Bachelet.

El texto redactado por diputados de gobierno, que acusaba responsabilidades “gravísimas” de la ex Mandataria, no logró sumar el respaldo de ningún parlamentario externo a su sector, con lo que perdieron la votación ante el rechazo de la Concertación, el PC, los independientes y el PRI.

Así, se echó por tierra la redacción que planteaba que Bachelet habría asumido un rol de mando que no le correspondía, que habría ocultado información y que no habría resguardado el orden público.

El presidente de la cuestionada instancia, Cristián Letelier (UDI), dijo que la votación demuestra “desesperación de la Concertación por refugiarse en las faldas de una mujer”.

Frank Sauerbaum (RN) apuntó que hubo “una vergonzosa defensa corporativa a la candidata Bachelet”.

El resultado fue celebrado por la oposición. Felipe Harboe (PPD) sostuvo que “el informe era una persecución utilizando la comisión investigadora para infringir un daño electoral a la ex Presidenta Bachelet”.

Matías Walker (DC) añadió que ésta ha sido “probablemente la comisión investigadora más poco seria que ha existido en la historia de esta Cámara, pero hoy ha triunfado la verdad”.

Carta a la ONU. Los diputados opositores rechazaron también la ofensiva de la Alianza por Chile, que prepara una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, reclamando por lo que califican como intromisión en temas de política interna por parte de la actual jefa de ONU Mujeres.

El presidente del PS, Osvaldo Andrade, manifestó que “todo el mundo entiende que la investigación realizada por la comisión investigadora de la Cámara es un show, es una instrucción dada desde un órgano superior y esta carta u otras acciones se inscriben claramente en esta operación política”.

Felipe Harboe (PPD) planteó que esto demuestra que “están desesperados”, añadiendo que “cuando la amplia mayoría rechaza un pésimo informe, ahora comienza la ofensiva comunicacional para mandar cartas. No hay mejor campaña, en el caso de ellos, que hagan la pega, en vez de estar tratando de denostar a la ex Presidenta”.

* Vea además en Nación.cl: Caso Bora: Prensa peruana confunde a SQP con programa de alta cultura