Intensos enfrentamientos se han registrado este jueves en distintos puntos de Santiago de Chile entre fuerzas policiales y agrupaciones estudiantiles que desde hace meses vienen protestando por mejoras al sistema educativo.

La protesta de este jueves se produce luego de que el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, anunciara que el gobierno prohibiría todas las marchas, un anuncio que no hizo más que atizar el desarrollo de las movilizaciones en el país.

Los estudiantes de enseñanza secundaria que se han reunido para recorrer la Alameda, la principal avenida de Santiago, han sido rápidamente dispersados por carabineros, aunque los estudiantes insisten en reagruparse para poder llegar hasta la Alameda y alcanzar el frontis del palacio de gobierno, La Moneda.

La policía se encuentra actuando en distintos sectores céntrico de la capital chilena, como Plaza Italia, Parque Forestal y Parque Bustamante. Según informaciones policiales, hasta el momento se registran 36 detenidos producto de los incidentes en la capital chilena.

Camila Vallejos, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), y una de las líderes del movimiento estudiantil, recalcó que la marcha de estudiantes universitarios convocada para este jueves en la tarde, se mantiene, pese a los incidentes registrados durante la mañana.

Vallejos acusó al ministro de Interior, Rodrigo Hinzpeter, de caer en contradicciones en sus propuestas para evitar las marchas y advirtió que las autoridades buscan desprestigiar al movimiento estudiantil.

Tensión política. Distintos parlamentarios de la oposición han criticado la decisión gubernamental de impedir las marchas convocadas por los estudiantes.

El vocero gubernamental, Andrés Chadwick, aseguró que el gobierno dio una serie de "distintas alternativas" a los estudiantes para marchar por Santiago, pero que pese a esto "ellos están empecinados en el tema de la Alameda".

El portavoz del Ejecutivo sostuvo al respecto ante Radio Cooperativa que "los estudiantes no son los dueños de este país y por eso que nosotros tenemos que hacer respetar la ley (...) no podemos ser presos, como sociedad, de que sólo valen los derechos de los estudiantes a manifestarse", según Emol.

El ministro secretario general de gobierno reconoció que cuando se enfrenta un llamado a dos marchas en un mismo día "algo que no está funcionando'".

Se expanden protestas en el país. Informaciones de prensa local apuntan a la generación de movimientos de protestas en las principales ciudades chilenas.

En Valparaíso, sede del legislativo chileno, se están juntando alrededor de 5 mil estudiantes para desarrollar marchas no autorizadas.

Cientos de escolares, en tanto, se juntan en Concepción para manifestar su descontento y el lugar de encuentro es en la Plaza Condell de esa ciudad.