Luego de reunirse este viernes con senadores oficialistas, en la sede del ex Congreso, en una jornada clave para ingresar las indicaciones al proyecto que pone fin al lucro, copago y selección –plazo para ingresarlas vencía al mediodía- el ministro Nicolás Eyzaguirre confirmó que se ingresaron las enmiendas sin precisar cuántas eran. “Son bastantes”, indicó.

El secretario de Estado sostuvo que “hemos trazado un camino común con bastantes coincidencias lo que nos tiene muy esperanzados respecto al trámite del proyecto”. Próxima semana comienza en discusión en particular del proyecto de inclusión que pone fin al lucro, copago y selección.

En la cita no participaron el presidente de la Comisión de Educación, Fulvio Rossi, y el senador y presidente del PPD, Jaime Quintana.

Eyzaguirre sostuvo que "obviamente hay que conversar con el resto de los senadores que, si bien es cierto, han estado informados no conocen al detalle lo que aquí se ha conversado y también con la Cámara de Diputados, porque nos proponemos hacer un trámite (del proyecto) durante el mes de enero”.

Respecto a la inquietud de los diputados en relación a que las indicaciones pudieran cambiar el fondo del proyecto los llamó “a tener confianza. Tendremos la oportunidad de conversar al detalle los elementos técnicos de las indicaciones. Hemos procurado tener un balance entre no someter a los sostenedores a una presión excesiva en su tránsito hacia sociedades sin fines de lucro con la debida firmeza en términos de que, terminada esta transición, el sistema esté a prueba de discriminación (…) que sea inclusivo lo que supone terminar con todas aquellas prácticas que segregan como es el copago, selección y el lucro”.

Penalización del lucro. En relación a la penalización del lucro, sostuvo que “en lo que había coincidencia era a innovar o generar figuras legales en torno a una figura penal para el caso de los sostenedores de los colegios particulares subvencionados. Y como ustedes saben no hemos innovado en materia legal sino que siemplemente hemos dejado claro que si hay un uso de los fondos para fines distintos para los que está explicitado en la ley esos recursos deben ser retornados (…) si eso no ocurre se configura una apropiación indebida de fondos”.

El ministro manifestó “que se ha precisado cuáles son los caminos para asegurarnos que nos van a hacer llegar los fondos dentro del marco legislativo actual y eso sí ha sido aceptado por todos”.

Sobre la selección, manifestó que “no se puede descartar el que hayan ciertos proyectos educativos” como por ejemplo donde se desarrollan habilidades tempranas de los niños.

“Puede haber un proyecto educativo, por ejemplo, para niños y niñas que estudian ballet y eso requiere una dedicación muy fuerte y talentos. Queremos darles oportunidades a todos los que quisieran hacer esa especialización temprana y no sólo a los que ya tengan configurado un talento a esas alturas y por eso que hemos planteado que sólo el 30% de la matrícula de entrada puede ser seleccinada sobre la base de un exámenes de aptitudes”, expresó.

En este sentido, dijo que se “procura realizar un buen balance entre fomentar el desarrollo pleno del potencial de estos niños con el segregarlos del resto de los niños comunes y corrientes”.
Acerca de los liceos emblemáticos planteó que tendrán entre cinco y más años “para ir poco a poco dejando de seleccionar (…) lo que no obsta a que algunos de estos colegios pueda apelar” a ello “por tener un proyecto educativo que por su exigencia académica pueda hacer algún tipo de selección”.

Arriendo. En relación al arriendo, sostuvo que “los colegios más grandes tienen hasta tres años para ajustar su figura jurídica si es que fueran propietarios del inmueble y tienen que pasar a ser fundación y en el caso de los más pequeños, que tienen más dificultades para hacer esa transición, damos un plazo de seis años”.