A días de la declaración que prestó Sebastián Dávalos, hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, a la Fiscalía por el caso Caval, este miércoles se publicó su relato al fiscal Luis Toledo en el que asegura que no tenía conocimiento del millonario negocio de terrenos en Machalí y afirma que su madre tampoco estaba al tanto de la venta.

“Respecto a la adquisición de los predios de Machalí, me enteré en 2013, no sabía que era el negocio más importante de Caval, desconocía absolutamente los montos con los que trabajaba Caval y los que involucraba en el negocio”, señaló Dávalos según la declaración que publicó El Mercurio.

Sobre la negociación aseguró que “sé lo que ha dicho el síndico Chadwick, que se rematarían unos predios, que Mauricio Valero (socio de Natalia Compagnon) tenía la información y a mí quien me cuenta fue mi esposa Natalia. Cómo llegó el dato del negocio de Caval no lo sé, a Natalia le dijo Mauricio Valero, quién le contó a él no lo sé.

En ese sentido detalló sus funciones mientras trabajaba en Caval declarando que “básicamente me dedicaba a ver temas de tecnología. Fui gerente de proyectos, analizábamos proyectos de tecnología”.

No obstante, expresó que “no conozco a Sergio Bustos (demandante que sacó a la luz la polémica), nunca he hablado con él, tampoco conozco a Andrés Levine (abogado de Caval) ni a Victorino Arrepol (ex asesor comercial de la empresa). Si sé que existen a través de los medios”.

La polémica reunión con Luksic. En su declaración en calidad de imputado Dávalos también se refirió a la polémica reunión que sostuvo junto a su esposa con el vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, para gestionar el millonario crédito con el que finalmente se compraron los terrenos en Machalí.

“Puedo decir que yo acompañé a Natalia porque Mauricio no pudo ir, supongo que pasaba por problemas personales muy serios. Por lo que yo escuché en la reunión, ésta se hizo porque estaba estancado el proceso del préstamo o del crédito (…) sólo saludé y escuché de la reunión, solo hablaba Natalia, él y Eduardo Ebensperger, que es un gerente de grandes empresas en el Banco de Chile. No estuvo desde el principio, llegó después. La reunión duró una hora o 45 minutos”, continuó.

¿Y Michelle Bachelet? Respecto a la supuesta participación de Michelle Bachelet, su hijo declaró que “de lo que afirma Bustos en el sentido de que durante la reunión mi señora recibiría un llamado de mi madre, puedo decir que eso no ocurrió, es absolutamente falso, ruin, y tengo más epítetos al respecto (...) Respecto de mails que hablan de 'La Mami', 'La Señora', 'La Madrina' como una forma de presión en el proceso del crédito, es algo que jamás habría permitido o autorizado, y cualquier persona que me conozca sabe que si me piden algo así recibirían un insulto de mi parte”.

“Mi madre no ha tenido participación ni conocimiento de la intención de adquirir, adquisición o venta de predios en Machalí ligados a Caval, ni mientras era candidata a la Presidencia de la República ni menos ejerciendo el cargo como Presidenta de la República. En reuniones familiares nunca hemos tratado respecto a este tema, solamente últimamente como es noticia hemos hablado del tema por el daño que se ha causado a nuestra familia”.