Santiago. La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, promulgó este miércoles una ley que aumenta en 6.000 la dotación de carabineros (policía militarizada) en los próximos cuatro años.

"Para avanzar en seguridad no sirven los eslogans, sino que dar pasos concretos. Y eso significa incrementar los recursos, el número de policías vigilando nuestras calles y barrios", dijo Bachelet.

Explicó que el objetivo central de la labor de estos 6.000 nuevos carabineros será "mejorar la prevención y el combate al delito, 24 horas al día, 7 días a la semana".

Esta legislación también establece el "Bono de Permanencia" para los funcionarios policiales, hombres y mujeres, cuyo objetivo es premiar a los que se mantengan en la institución más allá de 20 años.

"Esto quiere decir que quienes cumplan 20 años en la institución, y tengan derecho a pensión de retiro, podrán decidir quedarse un tiempo más, y a partir de los 29 años de servicio podrán recibir una bonificación especial", agregó la mandataria.

Agregó que "la idea de este incentivo es que quienes conocen bien el quehacer policial puedan compartir su experiencia, su vocación y sus conocimientos con los funcionarios más jóvenes".

Al referirse al rol de la ciudadanía en las tareas de seguridad, señaló que el gobierno entregó en noviembre de este año más de cinco millones de dólares, a través del Fondo Nacional de Seguridad Pública, a proyectos presentados por vecinos de todo Chile.

"Tenemos la certeza de que ésta es una tarea en la que todos y todas estamos llamados a contribuir. Adicionalmente, ya promulgamos la ley que aumenta la planta de la Policía de Investigaciones en 1.200 funcionarios", precisó.

Por último, Bachelet expresó su gratitud a los carabineros que trabajarán este fin de año para garantizar la seguridad de las familias durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.