El gobierno chileno inicia un lobby internacional para hacer frente a la ofensiva boliviana para conseguir una salida soberana al Pacífico. El presidente de ese país, Sebastián Piñera, encabezará algunas de las gestiones.

La administración de Piñera reacciona así ante el anuncio de la protesta que tiene previsto presentar el canciller, David Choquehuancha, contra Santiago en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), este 7 de junio, informa La Tercera.

El mandatario chileno ya concretó una reunión con la presidenta argentina, Cristina Kirchner, en Roma, donde participarán en la celebración que el jueves se hará de los 150 años de la reunificación italiana.

Fuentes del Palacio de la Moneda señalaron a La Tercera que la cita con Fernández se realizará el mismo jueves y que en ella, además de hablar de temas energéticos, Piñera expondrá la postura chilena respecto del carácter bilateral de la demanda boliviana.

El encuentro con Fernández será el primero de una serie de citas similares que se están gestionando.

El domingo, el titular de la Dirección Estratégica Marítima de Bolivia, Rubén Saavedra, anunció el que el gobierno denunciará a Chile en la 41 sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realizará del 5 al 7 de junio en El Salvador, por incumplir el Tratado.

El canciller Choquehuanca posteriormente dijo que "si no logramos renegociar, tenemos que denunciar los tratados internacionales", advirtió.

La OEA emitió entre 1979 y 1989 11 resoluciones a favor de la resolución de la reivindicación nacional.

Ayer, el canciller (S) Andrés Allamand enfatizó que "los organismos multilaterales no tienen competencia para inmiscuirse en una materia bilateral".

El ministro agregó que la ofensiva de Morales se basa en sus "dificultades políticas en el ámbito interno" y que Chile "tiene FF.AA. prestigiadas, profesionales y preparadas, que están en condiciones de hacer respetar los tratados internacionales".

Estrategia. En medio del clima enrarecido entre el oficialismo y la oposición, la idea es generar una posición unitaria ante el discurso de Bolivia, replicando la estrategia que Chile ha seguido frente a la demanda peruana en La Haya, según La Tercera.

El encargado de realizar las gestiones para la convocatoria -que aún no tiene fecha definida- será el Vicepresidente Rodrigo Hinzpeter.

El domingo, un día después de participar del matrimonio de su hijo homónimo, el canciller Alfredo Moreno abordó un avión rumbo a Francia.

En París, el jefe de la política exterior sostuvo ayer un encuentro con el grupo de abogados que representa a Chile en el litigio marítimo contra Perú, en la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Entre ellos, los juristas Enrique Barros y Luigi Condorelli.

En el encuentro, donde también participaron los agentes chilenos ante La Haya, Alberto van Klaveren y María Teresa Infante, se ultimaron los detalles de la dúplica que Chile presentará el 11 de julio ante la corte.

En la cita -que continuará hoy- también se avanzaría en la preparación de la etapa oral del juicio, que comenzará una vez entregado el documento.

Según fuentes de La Moneda, se esperaba que el Presidente Sebastián Piñera monitoreara desde Italia -donde está de vacaciones- las reuniones de los abogados con el canciller.

Moreno, en tanto, aprovechará su estadía en París para reunirse hoy con su homólogo francés, Alain Juppé.

Mientras que la próxima semana el canciller viajará a El Salvador, para representar a Chile ante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Legisladores. Este lunes legisladores de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento chileno criticaron el anuncio boliviano.

"Bolivia equivoca el camino y Chile debe insistir en invitar a La Paz a reponer el diálogo bilateral",

Dijo el diputado chileno Marcelo Díaz, del Partido Socialista.

Consideró que su país "debe prepararse para la cita de la OEA y realizar una ofensiva para explicar su posición".

"Chile debe revisar su diseño de relaciones privilegiadas en la región y reponer los ejes construidos en la era de Michelle Bachelet, especialmente con Brasil y Argentina".

El senador chileno Jorge Pizarro, de la Democracia Cristiana, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta consideró al periódico La Segunda que "mil veces Chile ha dicho que el tema es bilateral, mil veces más diremos que es bilateral y que no se puede tratar en ninguna instancia: ni en la OEA ni en otros organismos".

"La exigencia constitucional de soberanía es inaceptable para Chile y la disposición de Chile a buscar una salida al mar para Bolivia sin soberanía es posible. Por eso hay que buscar esa ecuación y eso se hace con diálogo, altura de miras, con generosidad y no con amenazas de este tipo que no llevan a ninguna parte", añadió.

"Si Bolivia y el Presidente Morales quiere insistir no es nada más que por una situación interna que ya lo tiene bastante deslegitimado frente al propio pueblo boliviano".