Familiares de víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet, defensores de los derechos humanos y diversas organizaciones políticas y sociales, marcharon desde la Plaza Los Héroes al memorial del ejecutado político y el detenido desaparecido en el Cementerio General, a 39 años del Golpe de Estado.

Antes del mediodía, el grupo que lideraba la manifestación, con dirigentes y parlamentarios del Partido Comunista y de agrupaciones de familiares de víctimas de la dictadura avanzaba por avenida Recoleta, mientras los últimos se encontraban aún cruzando el río Mapocho.

La marcha recuerda el aniversario del derrocamiento de Salvador Allende, con su muerte en el bombardeo de La Moneda el 11 de septiembre de 1973, y la imposición por esa vía de la junta militar de gobierno, y también busca reforzar la simbólica exigencia de justicia por el crimen del cantautor Víctor Jara, muerto bajo torturas en el Estadio Chile.

Disturbios. Si bien la mayor parte de la marcha transcurrió pacíficamente, al final de ésta se produjo una serie de desórdenes.

Efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros utilizaban carros lanzaaguas y gases lacrimógenos para intentar dispersar a los sujetos que iniciaron disturbios al término de la marcha en el Cementerio General.

Los incidentes menores se concentraron en el sector de avenida Recoleta a la altura de la calle Valdivieso y se desataron en momentos en que cientos de personas se mantenían aún ante el Memorial del Detenido Desaparecido y el Ejecutado Político, en la conmemoración de los 39 años del golpe de Estado.

Los enfrentamientos siguieron a la masiva concetración encabezada por familiares de víctimas, defensores de derechos humanos y agrupaciones políticas y sociales, que avanzó en marcha desde la Plaza Los Héroes, en la Alameda, por San Martín, San Pablo y Recoleta, en un trayecto que sólo registró incidentes menores.

Con información de La Nación.cl