No hay posibilidad de nuevos encuentros entre las partes al menos en esta jornada en Aysén debido a que, en medio de los incidentes que comenzaron en la noche de este miércoles y se extendían hasta esta mañana, anunció su retorno a Santiago el Ministro Rodrigo Álvarez.

Se indicó que el secretario de Estado, enviado especial de La Moneda para encabezar las tratativas con los movilizados, habría iniciado el regreso a la capital y antes de hacerlo declaró que cualquier diálogo se debe dar "en un ambiente de normalidad".

El dirigente Misael Ruiz se anticipó este jueves a esta medida cuando, al referirse al quiebre de la última, "ya en el minuto que entramos a la Intendencia fue de un tira y afloja con el ministro, porque este señor no vino a solucionar los problemas, sino que a crear más problemas con sus declaraciones incendiarias".

Horvath acusó de ataques a inocentes. Son numerosas las denuncias de ataques de Fuerzas Especiales de Carabineros contra los manifestantes, se señala que hay varios heridos con balines y lanzamiento de bombas lacrimógenas en las casas, como indicó en este último caso el sendaor RN por la zona, Antonio Horvath.

"Están atacando con bombas lacrimógenas dentro de las casas a personas inocentes, que no tienen nada que ver (con las manifestaciones) ... Solicito (a la) autoridad responsable que no aplique Fuerzas Especiales (en) campamentos (a) orilla (del) camino", señaló el legislador a radio Cooperativa.

Ante la acostumbrada consulta respecto de sus críticas al gobierno pese a ser parte del conglomerado oificialista, insistió: "yo soy un parlamentario de gobierno, pero pertenezco a otro poder del Estado y no puedo cerrar los ojos ante la realidad. Yo creo que aquí hay un excesivo accionar de Carabineros".

Recordó que este miércoles, "mientras estábamos encerrados en las escuelas, preparando las mesas de trabajo y todo lo demás, la autoridad regional retiró a los subsecretarios y los equipos técnicos, y simultáneamente empiezan a llegar noticias de que los campamentos, donde se hacen las ollas comunes, a la orilla de los caminos, empiezan a ser atacados por Carabineros".