Santiago. El arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, basó este martes 18 de septiembre su mensaje a los asistentes al Te Deum Ecuménico en la Catedral Metropolitana, en la crisis desconfianza que afecta al país y que “despoja a las personas y a las instituciones de credibilidad básica” y llamó a no sembrar la desconfianza "ni en las autoridades ni en los nuevos movimientos sociales".

Asimismo, llamó a que los nuevos recursos que se espera recaudar con la reforma tributaria especialmente para educación, vayan en ayuda de los sectores más vulnerables.

Dijo que la escuela municipalizada hay que “potenciarla con verdadero interés, como en otras de iniciativa privada, sea de educación gratuita o de financiamiento compartido”.

Manifestó también que “lo esencial, más que los aportes económicos, son los contenidos de la educación, la calidad de los pedagogos y la restauración de un clima de confianza en que todos los miembros de la comunidad escolar puedan hacer su aporte para la formación integral de los alumnos”.

También habló de las “escandalosas” desigualdades económicas contra las que hay que luchar. “Hay un comprensible malestar ante la distribución inequitativa de la riqueza y las desigualdades escandalosas”, afirmó monseñor Ezzati.

Asimismo, tuvo una reflexión para los hechos de pedofilia que han afectado a la Iglesia Católica y dijo sentir dolor por las víctimas y afirmó que las autoridades eclesiásticas han establecido mecanismos para luchar contra este flagelo e investigar los casos denunciados.

*Vea además en Nación.cl.