Santiago. Cuando se cumplen once días desde que un derrumbe dejó atrapados a 33 mineros en una mina al norte de Chile, los trabajos para contactarlos sufrieron un nuevo revés, al encontrarse con una roca de 700.000 toneladas.

El ministro de Minería, Laurence Golborne, informó que “la chimenea se encontró bloqueada, por lo que esa opción está cerrada. La mina tiene un bloqueo mayor al que originalmente se previó, está en una condición insegura y los técnicos han recomendado no continuar por esa vía".

Por ello, las máquinas de sondaje continúan su avance, pero con menor velocidad para priorizar la precisión por sobre la rapidez, dijo Emol.

El proceso será largo, según lo que señala el jefe del grupo de expertos que están trabajando en el tema. Andrés Sougarret dijo que con los nuevos equipos se deberá medir con mayor frecuencia y ajustar metro a metro el avance y la dirección de las perforaciones.

Explicó que “por lo tanto, necesitamos varios días, a pesar de que quedan menos metros, para llegar al punto en que suponemos están los mineros".

El comité técnico está trabajando para definir "nuevas alternativas" para continuar con el rescate en forma paralela al de las perforadoras.