Santiago. Chile ofreció este viernes a Colombia ser sede de la próxima reunión de los diálogos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) tras la decisión de Ecuador de abandonar el proceso, dijo en un comunicado la cancillería chilena.

El gobierno de Santos y ELN, la mayor guerrilla activa de Colombia, comenzaron la negociación en Quito en febrero de 2017 buscando poner fin por completo al conflicto armado de más de medio siglo que ha dejado unos 220.00 muertos, después del acuerdo de paz alcanzado con las FARC.

"El ofrecimiento se concretó considerando tanto el rol de garante asumido desde el inicio de estas conversaciones como la decisión de la República del Ecuador anunciada en los días previos, de terminar con su participación como garante y anfitrión de estos diálogos", dijo el comunicado.

El Gobierno ecuatoriano decidió dejar de ser anfitrión de la negociación tras un deterioro de la seguridad en la frontera con Colombia, donde un grupo armado ilegal disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) secuestró y asesinó a un equipo de periodistas ecuatorianos.

ELN se mantendrá en mesa de diálogo. El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia no se levantará de la Mesa de diálogos de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, y está dispuesto a negociar "sea donde sea", afirmó el jefe negociador de esa guerrilla, Pablo Beltrán.

"El mandato de esta delegación es claro, no nos levantamos de la mesa y negociamos sea donde sea", subrayó Beltrán en un comunicado difundido en Quito, un día después que Ecuador anunciara su decisión de retirarse como anfitrión y garante de los diálogos de paz entre el grupo subversivo y el Gobierno de Colombia. Según Beltrán, "lo que estamos discutiendo es el futuro del país y es algo demasiado importante como para que dependa de un trasteo. Colombia cuenta con el ELN".

Las delegaciones del Gobierno de las partes negociantes anunciaron que habrá una pausa en el quinto ciclo de conversaciones que adelantaban en Quito desde el pasado 15 de marzo, hasta que se decida cuál será la nueva sede del diálogo.

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos reveló que ha recibido la oferta de albergar las conversaciones a partir de ahora por parte de Chile, Brasil, Cuba y Noruega, los tres últimos países garantes de este proceso de paz.

*Con información de Reuters y DW.