Santiago, Xinhua. El presidente Sebastián Piñera instó este miércoles a los parlamentarios de todas las tendencias políticas a mantener la unidad en torno al gobierno que preside ante el inminente fallo que emitirá la Corte Internacional de La Haya por la demanda marítima de Perú.

Al hablar este miércoles en la sede del Congreso en Valparaíso, el mandatario aseveró que su gobierno "ha hecho todo lo humano posible" para defender la posición de Chile en ese tribunal, donde el próximo tres de diciembre iniciarán los alegatos por el diferendo antes de que emita un veredicto previsto en 2013.

"La posición de Chile ha sido una desde siempre. Ha llevado a cabo su defensa como una política de Estado", dijo Piñera al agradecer "sincera y profundamente" a los miembros del Senado la forma como abordaron el tema, pues "han prestado una eficaz y muy necesaria colaboración". Piñera explicó que la posición de Chile está fundada en el derecho, en los tratados y en los hechos y "esperamos estos alegatos con confianza en nuestra causa".

También expresó su esperanza de que la ciudadanía tome la decisión con tranquilidad cuando sea el momento de conocer el fallo, reiterando que "hemos hecho todo lo humanamente posible" para respaldar la postura e intereses de Chile. Los gobiernos de Chile y Perú han reiterado que aceptarán el fallo de la Corte.

En coincidencia con la celebración por los 200 años del Senado, Piñera también anunció el envío de dos proyectos de ley para perfeccionar la democracia chilena, entre ellos uno que busca abatir la abstención, que en las últimas elecciones municipales del país alcanzó 57%, y otro que reforma la Ley de Partidos Políticos.

El mandatario reiteró su llamado al mundo político para lograr la unidad, una condición clave para el fortalecimiento del país.

Piñera expuso su desacuerdo con las voces que llaman a retomar la obligatoriedad del voto y aducen que fue el voto voluntario lo que provocó la alta abstención en esos comicios.

Los últimos comicios municipales en Chile estrenaron la ley que estableció la inscripción de los ciudadanos a partir de los 18 años en el Registro Civil y la voluntariedad de sufragar.

Piñera destacó la necesidad de fortalecer la democracia interna de los partidos, así como garantizar la transparencia en su funcionamiento y en la elección de sus autoridades.

Se refirió también al tema del voto de los chilenos en el extranjero, invalidado por ley, pero dijo que es partidario de avanzar en esta materia.

De igual forma, se mostró dispuesto a impulsar modificaciones al sistema electoral binominal, y advirtió que la idea es potenciar sus fortalezas y corregir sus defectos.

El mandatario reiteró su llamado al mundo político para lograr la unidad, una condición clave para el fortalecimiento del país. "Sin ella se debilita la democracia, como ha ocurrido en diferentes etapas en la historia de nuestro país, como en la revolución de 1891 y el golpe de Estado de 1973 entre otras ocasiones", expuso.