La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, propuso un mecanismo de supervisión para los compromisos establecido por los países de América Latina (AL), en su acción para evitar el cambio climático a escala mundial.

Durante el inicio de la sesión plenaria del segmento de alto nivel, indicó que la COP20 se realiza en un momento estratégico para el desarrollo sostenible de nuestro planeta y felicitó al Perú por su liderazgo, “que ha sido determinante para el éxito”.

“De manera voluntaria nos comprometimos a reducir al 20 por ciento su trayectoria de emisiones para el 2020, con políticas coherentes (…), y dado que otros países latinoamericanos han asumido compromisos similares, queremos proponer que estos sean sometidos a algún tipo de supervisión”, precisó.

Dijo que se trata de desarrollar modelos para las naciones más rezagadas, con mecanismos que permitan facilitar y fortalecer los niveles de cumplimiento.

Bachelet manifestó que como muchos de los países de la región, Chile registra niveles marginables de CO2, pero que ello no era impedimento “para participar en la solución del problema a través de la acción climática con metas concretas y ambiciosas”.

En ese sentido, explicó que este mes se presentará un proyecto sobre el tema ante la opinión pública chilena, em el que se promueven más de 100 acciones en sectores como pesca, forestal y otros.

“La idea es elaborar información que se constituya en una base sólida; no basta con políticas nacionales, sino que las alianzas a nivel local son importantes, con una fuerte participación de municipios, foro de alcaldes, sociedad civil y una mesa ciudadana”, dijo.

En ese sentido, refirió que en la COP20 la acompaña una representante de la isla de Pascua, una de las zonas que junto a la Antártica representan los dos lugares más vulnerables por el cambio climático.

“Entendemos que el futuro del planeta depende de un compromiso de los países de manera global. La forma como apoyemos a las comunidades ha de ser central en el nuevo acuerdo y esto debe reconocerse, un acuerdo global vinculante, justo y equitativo teniendo en cuenta las necesidades de los más vulnerables”, sostuvo.

Por último, la mandataria sureña sostuvo que gracias al trabajo del Perú se ha podido demostrar que todos los países “pueden transitar por un camino común y teniendo en cuenta que existe un enfoque cooperativo”.