Santiago. Una decena de diputadas de la oposición presentaron un proyecto para legalizar el aborto libre en Chile, hasta las 14 semanas de gestación, informaron las autoras de la iniciativa.

La moción fue ingresada en la Cámara de Diputados 10 meses después de la entrada en vigor de una ley que despenalizó el aborto en tres causales: inviabilidad fetal, peligro de muerte para la madre o en casos de violación, y busca la legalización del aborto libre, seguro y gratuito para las chilenas.

Durante la exposición de la iniciativa, en la sede del Parlamento chileno, en la ciudad de Valparaíso, hubo enfrentamientos verbales entre agrupaciones a favor de la idea y otras declaradas "pro vida", que se oponen a toda forma de interrupción del embarazo.

Quienes están a favor del proyecto lucían pañoletas verdes, mientras los detractores se cubrían con pañoletas celestes (como sus pares argentinos), y ambas partes intercambiaron consignas, gritos e insultos de manera ensordecedora y en medio de una fuerte presencia policial, aunque la situación no pasó a mayores.

El texto sostiene que la criminalización actual del aborto constituye "una gravísima violación a los derechos humanos de las mujeres" y que su penalización "obstruye además la autonomía de las mujeres para tomar decisiones sobre su propia vida".

Tramitación legislativa. El proyecto fue elaborado por la Corporación Humanas y debatido por la "Mesa de Acción por el Aborto", antes de ser impulsado por una decena de diputadas de los partidos Comunista, Socialista, Por la Democracia (PPD), Progresista (PRO) y de agrupaciones que integran el izquierdista Frente Amplio (FA). Y comenzará ahora su tramitación legislativa en la Comisión de Mujeres y Género.

El texto sostiene que la criminalización actual del aborto constituye "una gravísima violación a los derechos humanos de las mujeres" y que su penalización "obstruye además la autonomía de las mujeres para tomar decisiones sobre su propia vida". 

"Quienes defendemos el derecho a decidir sostenemos que la maternidad es una opción en la vida de las mujeres, no un mandato social y menos aún una obligación jurídica que pueda imponerse por leyes penales", dijo a los periodistas la abogada Camila Maturana, de la Corporación Humanas.

En tanto, Claudia Miz, diputada del Frente Amplio, planteó que la iniciativa busca legalizar "la posibilidad de que las mujeres puedan elegir hasta las 14 semanas de gestación y puedan interrumpir el embarazo hasta esa cantidad de semanas":

"Es un primer paso para seguir avanzando. Esta iniciativa no nace ayer ni anteayer, tiene un trabajo de años al alero de las organizaciones sociales y lo que hemos hecho como diputadas es sumarnos a esta iniciativa", remarcó.

 

"No se trata de obligar a nadie a abortar, sino impedir que una niña o mujer vaya a la cárcel por querer terminar con un embarazo no deseado", planteó en tanto Maite Orsini.

Respuesta conservadora. En respuesta a la moción, diputados de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), anunciaron un proyecto para consagrar en la Constitución el derecho a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural.

Según datos del Ministerio de Salud (Minsal), desde la entrada en vigor la ley que despenalizó el aborto en tres causales se han realizado en Chile 394 procedimientos, 194 (49%) de ellos por riesgo de muerte de la madre; 136 (35%) por inviabilidad fetal y 64 (16%) por violación. Otras 23 mujeres decidieron continuar su embarazo tras un programa de acompañamiento previsto en la ley.