Con barricadas, incendio de un colectivo y cortes de tránsito se inició este martes por la mañana en distintos puntos de la capital chilena la primera jornada de paro convocada por el movimiento estudiantil, que hace cinco meses exige educación pública gratuita y de calidad.

La policía arrojó bombas lacrimógenas y disparos al aire para dispersar a grupos de encapuchados que actuaron simultáneamente en varias comunas del Gran Santiago, donde se ubican emblemáticos centros educacionales.

La movilización está programada para este martes y miércoles, e incluye asambleas, cacerolazos y cortes de calle, entre otras actividades, según reseñaron Ansa, DPA y diarios chilenos.

Por otra parte, los dirigentes educacionales entregarán este martes en el palacio de La Moneda (sede del gobierno) los resultados finales del Plebiscito Nacional por la Educación, realizado el viernes y sábado pasado, y en el que participaron 1,5 millones de personas, que se pronunciaron mayoritariamente (88,8%) por el fin del lucro con fondos públicos en la educación.

"Sería un gran paso si se becara los estudios universitarios del 60% más pobre", dijo en ese marco el rector de la Universidad de Santiago, Juan Manuel Zolezzi, a radio Cooperativa.

Hasta ahora, sin embargo, el diálogo entre estudiantes y gobierno está quebrado, debido a que la última oferta de la autoridad es otorgar becas sólo al 40 por ciento de los universitarios más pobres.

Las protestas, que derrumbaron el apoyo al gobierno a 25-30%, según distintos sondeos, movilizaron a millones de chilenos.

Las autoridades autorizaron para este miércoles dos de las cuatro marchas estudiantiles y el vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios, Rodrigo Rivera, sostuvo que hay un compromiso para que Carabineros "no interfiera" en el desarrollo de la movilización.

"De antemano rechazamos cualquier acto de violencia de parte de cualquier sector que quiera infiltrarse en esta marcha, y al final empañar lo que son las actividades de la gran mayoría de la ciudadanía en general que hoy día está apoyando el movimiento", dijo Rivera.