Santiago. El canciller Heraldo Muñoz cuestionó este martes los reclamos del gobierno de Bolivia, que exigió un resarcimiento por las "millonarias pérdidas" causadas a su economía por el paro aduanero registrado la semana pasada en los puertos chilenos.

"Las declaraciones destempladas del gobierno boliviano en contra de Chile dejan cada vez más en evidencia que el problema de Bolivia es con el Tratado de 1904. Por eso, busca desconocerlo o revisarlo por cualquier vía posible. Su demanda en La Haya no es más que eso", explicó Muñoz.

Y agregó: "Esta utilización política del paro aduanero muestra claramente la misma intención".

Por el tratado de 1904, que definió la frontera común tras la Guerra del Pacífico, Chile debe garantizar todo el comercio de Bolivia con el extranjero, al haber ésta perdido todo su litoral de 400 kilómetros.

El gobierno del presidente Evo Morales exigió oficialmente a las autoridades chilenas una compensación económica por las pérdidas ocasionadas a su comercio con el exterior por la huelga.

Este lunes, la Cancillería altiplánica denunció "los reiterados incumplimientos de Chile de sus compromisos y el derecho internacional" en la facilitación a su comercio por los puertos del norte, que antes fueron bolivianos.

En su declaración, Bolivia afirma que "una vez más el derecho al libre tránsito que tiene Bolivia se encuentra sujeto a la voluntad y a los atropellos de autoridades chilenas".

Agrega que los perjuicios que le causó la huelga aduanera, la cual duró del 20 al 28 de mayo, afectaron a más de 2.000 camiones con carga boliviana, los cuales permanecieron parados en la frontera común.

El representante de los dueños de transporte pesado de Bolivia, Fidel Bautista, dijo las pérdidas para ese sector rondaron los US$3 millones.

Finalmente, Bolivia sostuvo que las pérdidas causadas por la huelga portuaria están siendo "injustamente asumidas por el pueblo boliviano" e insistió en que "lo que corresponde es que el gobierno de Chile se responsabilice por estos impactos económicos".