Un duro rechazo en distintos sectores políticos de Chile generaron las expresiones del candidato presidencial peruano Ollanta Humala, quien le solicitó al gobierno de Chile que pidiera disculpas a su país por la Guerra del Pacífico que enfrentó a ambos países en 1879, por casos de espionajes y por la venta de armas a Ecuador, durante un conflicto bélico a mediados de la década de 1990 entre Lima y Quito.

"Nosotros le hemos señalado al presidente de Chile que una actitud correcta, para dar un buen mensaje, para acelerar el mejoramiento de las relaciones bilaterales, es que Chile le dé las satisfacciones a Perú con respecto al espionaje", afirmó.

Asimismo por "el tema de la venta de armas al Ecuador, en pleno conflicto del Cenepa siendo Chile un garante, eso hemos señalado", dijo en declaraciones a la radioemisora local RPP.

Humala recordó que esa postura se la manifestó al presidente chileno en una carta que le entregó en noviembre de 2010 cuando el jefe de Estado chileno visitó Perú.

Horas después, la candidata Keiko Fujimori, que enfrentará a Humala por la segunda vuelta presidencial del Perú, también sostuvo que “creo que Chile debe pedir disculpas a Perú por el tema del espionaje", señaló El Mercurio. Agregó, sin embargo, que "no debemos aprovechar algunos sentimientos en contra de algunos países".

El senador opositor PPD, y presidente de la comisión de RR.EE. del Senado, Eugenio Tuma, sostuvo que es recurrente en Perú que los candidatos usen a Chile para avivar sentimientos nacionalistas y ganarse simpatías entre el electorado.

Mientras, el senador oficialista UDI Hernán Larraín, miembro de la misma comisión, comentó que las palabras de Humala eran "desafortunadas" y sobre Fujimori señaló que "estamos en presencia de dos candidatos populistas, por eso Keiko no quiso ser menos y puso también a Chile en medio del debate", según El Mercurio.

El PS Juan Pablo Letelier, también de la oposición, y vicepresidente del Senado, calificó las palabras del candidato que pasó a segunda vuelta con un 31,7% como "insolentes e impropias. Para avanzar en las relaciones vecinales importa tanto el fondo como la forma". Y dijo que "me parece una práctica del siglo pasado el usar este tipo de temas vecinales para ganar adeptos internos".

El gobierno chileno, a través del ministro de relaciones exteriores, Alfredo Moreno, declinó a comentar las expresiones de los candidatos presidenciales del Perú.

* Con información de El Mercurio y Reuters.