La fiscal del Caso Tsunami, Solange Huerta, enfatizó el “rol de mando" del Sistema de Protección Civil que tenía el ex subsecretario del Interior, Patricio Rosende Lynch, en la madrugada del 27 de febrero de 2010, al producirse el terremoto y posterior tsunami.

Al iniciar las reformalizaciones de los 8 imputados, este lunes en el 7° Juzgado de Garantía de la capital, Huerta dijo que Rosende fue la primera autoridad que informó a los medios de comunicación que se descartaba un maremoto en las costas chilenas, pese a que el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacifico, con asiento en Hawaii señalaba lo contrario.

Huerta recordó la entrevista que Rosende le dio a TVN donde por un lapso de 16 minutos desechó la ocurrencia de un maremoto. El tsunami dejó 156 muertos y 25 desaparecidos.

"El entonces subsecretario desestimó la información entregada por el PTWC y no contrastó esos datos con lo que decía el SHOA a esa hora, asegurando a un medio de comunicación que no habría maremoto, lo que fue replicado por otros medios de comunicación, especialmente las radioemisoras que transmitían a esa hora”, dijo Huerta.

Añadió que Rosende y la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández, tenían información de campo desde las 5 horas para revocar la cancelación de la alerta de tsunami, pero no lo hicieron.

La persecutora también planteó que el SHOA nunca debió haber cancelado la alerta de tsunami, y acusó al servicio de alterar datos de la magnitud del terremoto.

Las reformalizaciones uno por uno. Tras detallar la cadena de errores cometidos en la Onemi en la madrugada del 27/F, la fiscal Huerta precisó la cantidad de supuestos ilícitos que se les imputan a cada uno de los 8 formalizados:

- Patricio Rosende Lynch, ex subsecretario del Interior, 105 cuasidelitos de homicidio en San Antonio, Cartagena, Juan Fernández, Constitución, Talcahuano, Arauco y Tomé. Según la fiscal, Rosende incurrió en “conducta imprudente”.

- Carmen Fernández Gibbs, ex directora de la Onemi, 28 cuasidelitos de homicidio en Arauco, Tomé y Talcahuano. Según la fiscal, entregó información falsa, no recopiló información y no difundió la alerta de tsunami.

- Osvaldo Malfanti Torres, ex jefe de turno de la Onemi, 77 cuasidelitos de homicidio en San Antonio, Juan Fernández, Constitución y Cartagena.

- Mariano Rojas Bustos, capitán de Navío (R), ex director del SHOA, 31 cuasidelitos de homicidio en Talcahuano, Arauco y Tomé.

- Andrés Enríquez Olavarría, capitán de Corbeta (R), ex jefe de turno del SHOA, 31 cuasidelitos de homicidio en Talcahuano, Arauco y Tomé

- Mario Andina Medina, teniente de la Armada (R), ex oficial de guardia del Servicio Nacional de Alerta de Maremotos del SHOA, 31 cuasidelitos de homicidio en Talcahuano, Arauco y Tomé.

- Johaziel Jamett Paz, ex jefe de turno del Centro de Alerta temprana de la Onemi, 28 cuasidelitos de homicidio en Talcahuano, Arauco y Tomé, además de la lesión de una persona.

- Carlos Aranda Zapata, ex jefe de turno del Servicio Sismológico de la Universidad de Chile, 14 cuasidelitos de homicidio en Tomé y Arauco. Hasta el momento es el único al que se le suspendió condicionalmente el procedimiento.

En los próximos días se discutirán las medidas cautelares que solicitará la fiscal Huerta. Hasta el momento, los 8 imputados estaban sujetos sólo a arraigo nacional.

* Vea además en Nación.cl: Caso Tsunami: aprueban suspensión del procedimiento a ex jefe de Sismología