El Gobierno chileno ratificó que no negociará territorio con Bolivia ni por agua ni por gas y tampoco por una franja que afecte su frontera con Perú. Hizo saber además que no dialogará sobre el tema marítimo si Bolivia opta por un juicio. Un excanciller dice que Chile endureció su postura.

En una entrevista concedida al diario El Deber y publicada este domingo, el canciller de Chile, Alfredo Moreno, señaló que el gobierno del presidente Evo Morales optó por “un camino inconducente” al haber anunciado que optará por la vía legal en el tema marítimo.

“Chile no va a cambiar su posición, ni por los puertos, ni por el gas, ni por los recursos hídricos compartidos. Ya lo dijo el presidente (Sebastián) Piñera, que la soberanía no se cambia, ni se juega, ni se negocia por intereses comerciales”, aseveró Moreno, consultado si a Chile le interesaba el gas boliviano. Esa postura fue considerada como “dura” por el excanciller Armando Loaiza. “Hemos llegado a una situación en la que un posible diálogo es algo lejano”, reflexionó.

Moreno indicó también que si por alguna razón los exportadores e importadores de Bolivia deciden no usar puertos chilenos, los únicos perjudicados serán ellos y que a Chile le interesa el gas boliviano, pero que su país le compra gas a cualquiera que lo venda más barato.

A inicios de febrero, el Mandatario chileno recordó en una entrevista a La Tercera que Chile ofreció a Bolivia otorgarle autonomía en un enclave territorial en la zona fronteriza, donde se pueda desarrollar un puerto, un balneario, pero sin soberanía. Se quejó de que esa posibilidad no fuera evaluada.

Diálogo. Moreno dijo a El Deber que una salida soberana no es viable porque en todos los casos afectaría territorio chileno. “Si (esa salida) fuera por los antiguos territorios que estaban en el Tratado de 1904, subdividiría a Chile en dos. Si fuera por Arica, dejaría a Chile sin frontera con Perú”. Insistió en que Chile dialogará, pero bajo dos restricciones: el respeto al Tratado de 1904 y la claridad respecto a que las soluciones no van a incluir la cesión de territorio soberano.

Según Moreno, se debe conversar “de frente, con franqueza, diciendo lo que es posible y lo que no es (...) En Chile existe y siempre ha habido la mejor disposición, en este y en los anteriores gobiernos, para avanzar en todo lo que sea de mutuo beneficio para Chile y Bolivia”.

Bolivia y Chile iniciaron en 2006 una agenda de diálogo de 13 puntos que incluyó el tema del mar y que quedó congelada desde 2010. Moreno sostuvo que están abiertos a retomar el diálogo, pero no en el caso de temas que se resuelven en otro ámbito.

Según el excanciller Loaiza, la detención por 30 días de tres soldados bolivianos en la frontera Bolivia-Chile por carabineros chilenos ahondó el impasse entre La Paz y Santiago e insistió en solucionar el tema del mar por la vía pacífica y negociada. Bolivia perdió 400 kilómetros de costa marítima en la Guerra del Pacífico de 1879 que incluyó a Perú, país que actualmente sostiene con Chile un litigio en la Corte de La Haya.