Santiago. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, informó que instruyó al ministro de Relaciones Exteriores que llame a consultas al embajador chileno en Paraguay, tras la destitución del ex presidente Fernando Lugo.

Si bien el mandatario reconoció que el juicio político está contemplado en la Constitución paraguaya, consideró que no se cumplieron las normas del debido proceso y el derecho a defensa del ex mandatario.

Piñera manifestó “nuestra profunda preocupación por el juicio político a que fue sometido el ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo”

Puntualizó que “estamos conscientes que la Constitución de Paraguay contempla el juicio político en que la Cámara de Diputados inicia ese juicio político y al Senado le corresponde actuar como jurado”.

“Sin embargo estimamos que no se cumplieron ni se respetaron las normas del debido proceso y del legítimo derecho a defensa que están contempladas en la propia Constitución de Paraguay y también en el derecho internacional”, añadió.

El jefe de Estado chileno dijo que está en permanente contacto con sus pares de
de Unasur y el Mercosur para tomar las medidas correspondientes “tomando en cuenta los protocolos de defensa y protección de la democracias” que contemplan ambas instancias.