Santiago. El gobierno chileno concretó una solicitud de documentos canónicos al Vaticano sobre casos de delitos sexuales de religiosos contra menores en el país, se informó este martes, mientras que la fiscalía allanó la sede del Episcopado en busca de pruebas.

En un escrito, la fiscalía dijo que la cancillería chilena entregó -a través de la embajada en Italia- los requerimientos internacionales solicitados al Vaticano contra nueve imputados por casos de abusos.

Las denuncias contra diversos miembros de la Iglesia Católica chilena llevaron este año al Papa Francisco a abrir una investigación que ha generado la salida de obispos y otros sacerdotes acusados de realizar o encubrir abusos contra menores.

Antes de que se enviara el oficio de la Fiscalía al Vaticano, el documento fue entregado al Ministerio de Relaciones Exteriores, para que la cancillería remitiera el pedido a través de la vía diplomática.

De acuerdo a los últimos datos proporcionados por la fiscalía, hay 38 casos vigentes de delitos cometidos por clérigos y laicos contra menores, adolescentes y adultos. En total, son 73 personas investigadas y 104 víctimas.

"La nota de la cancillería explicitó que la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones de la Fiscalía Nacional es para todos los efectos el punto oficial de contacto para las coordinaciones que sean necesarias en adelante", dijo la Fiscalía en un comunicado.

De acuerdo a los últimos datos proporcionados por la fiscalía, hay 38 casos vigentes de delitos cometidos por clérigos y laicos contra menores, adolescentes y adultos. En total, son 73 personas investigadas y 104 víctimas, la mayoría de ellas menores de edad al momento de los hechos.

En paralelo a las diligencias en el Vaticano, un fiscal realizó junto a la policía un allanamiento al Episcopado en Santiago, en el marco de una investigación de delitos cometidos por miembros de la congregación religiosa Hermanos Maristas.

"Lo que se ha hecho (...) es recabar antecedentes sobre todo de carácter informático que estamos aún en proceso de levantamiento (de datos)", dijo a periodistas el fiscal Raúl Guzmán.

En una reciente asamblea de los obispos en Chile, el Episcopado reiteró su compromiso de colaborar con la justicia civil para que sean investigados decenas de casos en manos de la fiscalía.