Suspendido de la segunda vicepresidencia de la Cámara de Diputados quedó el independiente Pedro Velásquez hasta que no solucione los temas judiciales que tiene pendientes y que dicen relación con una millonaria deuda con el Fisco. Así lo anunció el presidente de la Comisión de Ética, Patricio Vallespín (DC).

La llegada de Velásquez a la testera de la Cámara de Diputados, con el respaldo de la UDI y RN, generó sorpresa y malestar, pues el ex alcalde tiene una condena por fraude al Fisco y una deuda con la municipalidad de Coquimbo, que dirigió, por CH$284 millones (US$601.290).

"Acá tenemos una resolución clara, unánime, basada en las competencias que tiene esta comisión y obviamente va a marcar un hito en lo que tiene que ver con estas materias para garantizar siempre la ética, la probidad, el cumplimiento del reglamento, el cumplimiento de la ley del Congreso", señaló Vallespín.

Agregó que "va a marcar sin duda un precedente importante en la Cámara de Diputados y en el Congreso de la correcta aplicación de la Ley del Congreso".

La sanción de la comisión de Ética puede ser apelada por Velásquez, quien puede pedir reconsideración de la medida a la instancia presentando nuevos antecedentes a la misma.