Chile usará las declaraciones del vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, como argumento ante la CIJ sobre la demanda boliviana de una salida al mar, informó el titular del ministerio de Relaciones Exteriores (MRE), Heraldo Muñoz.

"Vamos a tomar muy en cuenta las declaraciones del vicepresidente en nuestros alegatos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ)", quien la víspera declaró que Bolivia ha dejado de percibir US$25 millones en cobre por territorios que dice le pertenecieron.

El funcionario explicó en un comunicado difundido por la cancillería, que las palabras del ministro boliviano sugieren el desconocimiento del Tratado de Límites Territoriales firmado en 1904, mientras que la competencia de la CIJ es a partir de 1948.

"Creo que los jueces pueden considerarlas muy interesantes como sustento a nuestra objeción de jurisdicción, basada en que Bolivia pretende desconocer el tratado de 1904, que fijó las fronteras entre nuestros dos países", dijo.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció el pasado 7 de julio que impugnará la competencia del tribunal de Naciones Unidas, con el argumento de que excede su ámbito de competencia.

El presidente boliviano, Evo Morales, presentó el 24 de abril de 2013 una demanda contra Chile ante la CIJ con sede en La Haya, Holanda, para negociar una sálida soberna al océano Pacífico.

La nación adujo la falta de cumplimiento de "derechos expectaticios", razón por la cual recurrió a la CIJ para "obligar" a Chile a negociar una acceso al mar.

El gobierno chileno asegura que otorga a su vecino facilidades para el acceso a sus puertos, sin costo ni barreras aduaneras.

Bolivia perdió un extenso territorio, incluyendo su porción marítima a consecuencia de la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883) que enfrentó junto con Perú contra Chile.