El líder del Movimiento Social por Aysén, Iván Fuentes, sostuvo que la propuesta del gobierno para rebajar el precio de combustible en la región es “difusa” por lo que no se ha alcanzado un acuerdo en ese punto durante la primera jornada de diálogo entre dirigentes y el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez.

“Por lo tanto le dijimos, ‘mañana juntémonos, tráiganos con peras y manzanas para que lo entendamos todos porque lo que conversamos es… -cómo digo- difuso”, sostuvo Fuentes poco después de las 20 horas.

Una sensación parecida manifestó el ministro Álvarez, enviado especial del gobierno para negociar con los aiseninos, aunque un poco más optimista.

“No hay todavía acuerdo en la mesa. Estamos tranquilos, vamos a seguir trabajando, pero hasta ahora no hay acuerdo, sin perjuicio de que creo que se han ido realizando avances importantes”, afirmó a casi una decena de periodistas que esperaban el desarrollo de los acontecimientos.

Lo cierto es que el titular de Energía llegó a la zona con una propuesta en el tema de los combustibles, cuyo alto precio es una de las demandas más sentidas por los habitantes de la región porque en algunos lugares de la región patagónica, el litro de bencina puede alcanzar los $1.200 ó $1.300.

De los 11 puntos que en primera instancia presentó el Movimiento Social por Aysén, sólo se llegó a acuerdo con las autoridades en el tema de la salud, luego que llegara hasta la zona el titular de dicha cartera, Jaime Mañalich.

En el caso del combustible, el Ejecutivo propone un subsidio al transporte de dicho producto a la zona que no puede llegar por tierra por las dificultades geográficas de la región y la creación de una zona franca, en la que no se cobre el IVA a combustibles y alimentos. Pero ello fue expresado en porcentajes, difíciles de aterrizar en primera instancia para los aiseninos.

* Vea además en Nación.cl: Docena de detenidos tras marcha por Día de la Mujer en Santiago