Río de Janeiro, EFE. Argentina y Chile están interesados en la posible inclusión de Brasil en la Fuerza de Paz Cruz del Sur, una brigada conjunta de los dos primeros países que está a disposición de la ONU para operaciones internacionales de paz, informaron este miércoles fuentes oficiales.

El ministro chileno de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, dijo a Efe que conversó el martes con su colega argentino, Arturo Puricelli y este miércoles con el brasileño, Celso Amorim, y "todos manifestamos interés".

Hinzpeter se reunió hoy con Amorim en Río de Janeiro, con ocasión de la feria de armamentos LAAD, la mayor de equipamientos militares en América Latina, que fue inaugurada este martes.

El ministro chileno indicó que programó una nueva reunión con Puricelli para definir los pasos necesarios para que Brasil pueda sumarse a la fuerza de paz, que pasaría a ser trinacional.

"Lo razonable es que Brasil ingrese inicialmente como país observador pero que poco a poco vaya aumentando su participación hasta convertirse en país miembro con igualdad de condiciones", afirmó el ministro chileno.

Además de igualdad en número de tropas, Brasil, para ser miembro pleno, también tendrá que aportar igual cantidad de equipos militares que los otros dos países.

La Fuerza de Paz Cruz del Sur, que comenzó a operar en 2007 y cuyo comando se releva anualmente, cuenta con 1.000 militares, dos navíos y ocho helicópteros.

La fuerza, con participación del Ejército, Marina y Fuerza Aérea de los dos países, está permanentemente a disposición de las operaciones de paz en las que participen tanto Chile como Argentina y también a disposición de la ONU para actuar en cualquier operación internacional.

Brasil manifestó su interés en sumarse a la iniciativa a finales del año pasado cuando envió un grupo de observadores para seguir unos ejercicios militares de la brigada en Bahía Blanca, a 700 kilómetros de Buenos Aires.

El ministro argentino de Defensa se reunió el martes con Amorim y aprovechó para conversar sobre la participación de Brasil en la Cruz del Sur y para negociar la compra de 14 carros blindados del modelo VBTP-MR Guaraní que se destinarán precisamente a la fuerza binacional.

En sus declaraciones a Efe, Hinzpeter dijo que conversó con Amorim sobre los proyectos de los dos países en la Antártida y que reiteró la disposición de Chile de colaborar con las actividades brasileñas en el continente blanco mientras Brasil reconstruye su base, que fue destruida por un incendio en febrero del año pasado.

"Estamos negociando una posible visita conjunta de los dos ministros a la Antártida", afirmó.