El canciller Alfredo Moreno envió una señal de tranquilidad respecto de la preparación de los alegatos orales con que se enfrentará el diferendo marítimo que Perú presentó ante la Corte Internacional de La Haya, al señalar que Chile basará su posición en los tratados que existen entre ambos países y en que estos han sido respetados “en la práctica” durante décadas.

“Hemos quedado muy satisfechos con lo que hemos podido avanzar. Ya está lo esencial muy claramente de cómo Chile va a exponer su posición y cómo va a enfrentar los argumentos de Perú”, dijo Moreno a Radio Cooperativa desde París, hasta donde viajó para reunirse con los juristas internacionales que asesoran a Chile.

El jefe de la diplomacia nacional precisó que la postura chilena “se basa en 2 puntos clave: uno la existencia de los tratados del año 52 y el año 54, y después está la práctica: Chile ha presentado una enorme cantidad de antecedentes de que esto ha sido respetado durante 60 años”.

Agregó que por parte de Perú “lo que hay es la presentación de un caso en el cual se pretende desconocer la existencia de esos acuerdos, a veces diciendo que son pesqueros, otras veces que ya no existen, en fin. Ha habido varias variaciones (sic) sobre este punto. Lo que Chile tiene que dejar bien establecido es la existencia de estos acuerdos y la existencia de estos límites”.

“Tenemos mucha confianza. Hay varias cosas distintas que pide Perú a la corte y tenemos confianza en que los argumentos de Chile son sólidos en todos ellos”, señaló.

Moreno destacó que la posición de Ecuador, tercer firmante de los tratados de 1952 y 1952, es “uno de los mejores antecedentes que tiene Chile en el juicio”. Ello, porque –en la práctica- Perú ha ratificado que dichos acuerdos sí se trata de límites marítimos con Quito, pero sólo de tratados pesqueros con Chile.