Santiago. La confianza en las iglesias y otras organizaciones religiosas se ha desplomado en Chile en la última década, en momentos en que el país de fuerte tradición conservadora es sacudido por escándalos de abusos sexuales a menores por parte de miembros de la jerarquía católica, reveló este martes un sondeo privado.

El porcentaje de personas que confía en estas entidades bajó al 13%, desde el 35% y 51% registrado hace 10 y 20 años, según la investigación del Centro de Estudios Públicos (CEP).

El organismo comparó los resultados de sus encuestas de junio de 1998, junio de 2008 y octubre-noviembre de 2018.

La proporción de personas que se definió como católico bajó al 55% desde el 69% y 73% de 10 y 20 años atrás, respectivamente. Los evangélicos permanecieron estables en 16%.

Independiente del descenso, un 80% de los encuestados afirmó creer en Dios, aunque confesó no asistir nunca o casi nunca a servicios religiosos, a menos que sea en ocasiones especiales.

En contraste, quienes se declararon sin denominación religiosa más que se duplicaron en el último decenio para llegar al 24%, pese a que cerca de dos tercios del total de la muestra dijo tener padres católicos.

Independiente del descenso, un 80% de los encuestados afirmó creer en Dios, aunque confesó no asistir nunca o casi nunca a servicios religiosos, a menos que sea en ocasiones especiales como matrimonios o funerales.

Por otra parte, más de la mitad de los consultados consideró que las iglesias u organizaciones religiosas tienen demasiado o mucho poder.

Ante preguntas relacionadas con las creencias religiosas, un 69% afirmó creer en los milagros, un 57% en el infierno y un 68% en el cielo y en la vida después de la muerte. En tanto, un 61% confesó creer en el "mal de ojo".

El sondeo fue revelado en un año marcado por una grave crisis de la Iglesia Católica en Chile por casos de abusos sexuales cometidos por miembros del clero contra menores.

Las denuncias llevaron este año al Papa a abrir una investigación que ha generado la salida de obispos.