Pekín. El Parlamento chino aprobó este domingo una serie de enmiendas constitucionales, incluyendo una que elimina la limitación de los mandatos presidenciales y que permitiría al presidente Xi Jinping seguir en el cargo indefinidamente.

En la votación, presenciada por periodistas en el Gran Palacio del Pueblo, se aprobaron las reformas con solo dos votos en contra y tres abstenciones entre los casi 3.000 delegados.

El gobernante partido comunista propuso la enmienda el mes pasado y nadie dudó de que pasaría el trámite habida cuenta de que el parlamento está repleto de miembros leales del partido.

Antes de la votación, los críticos atacaron la reforma en las redes sociales y establecieron paralelismos con Corea del Norte o sugirieron que se estaba formando un culto a la personalidad de tipo Mao Zedong.

Pero el gobierno se apresuró en montar una campaña de propaganda, bloqueando algunos artículos y publicando otros alabando la medida.

Los seguidores del partido comunista que asisten a la sesión anual del parlamento han dicho que la decisión es popular entre la sociedad china y afirman que su país tiene suerte de tener un líder del calibre del presidente Xi.

 

Xi comenzó su segundo mandato de cinco años como jefe del partido en octubre y al final de la semana será nombrado formalmente por el parlamento.

El límite de dos mandatos presidenciales de cinco años fue incluido en la constitución de China después de la muerte de Mao en 1976 por Deng Xiaoping, quien reconoció los riesgos de un gobierno de un solo hombre y el culto a la personalidad y defendió por contra un liderazgo colectivo.

El gobierno ha dicho que levantar los límites del mandato pretende proteger la autoridad del partido con Xi en su núcleo.

Aunque la presidencia es importante, las posiciones de Xi como jefe del partido y jefe de las fuerzas armadas se consideran aún más relevantes y con la aprobación de la enmienda, ahora ninguno de los puestos tiene límites en términos formales.