Pekín. El Congreso del Partido Comunista de China ofreció las primeras pistas sobre un cambio de liderazgo generacional este miércoles luego de que Xi Jinping y Li Keqiang dieron los primeros pasos hacia ocupar los cargos de presidente y primer ministro, respectivamente.

En un breve comunicado, la agencia de noticias Xinhua, dijo que el vicepresidente Xi y el vice primer ministro Li habían sido elegidos para el Comité Central del partido al final de un congreso clave, aunque ese resultado nunca estuvo realmente en duda.

Los 2.270 delegados cuidadosamente seleccionados emitieron sus votos a puertas cerradas en el cavernoso Gran Salón del Pueblo de Pekín para el nuevo Comité Central, un consejo de gobierno con alrededor de 200 miembros titulares y 170 miembros alternativos sin derecho a voto.

El comité, a su vez, nombrará el jueves a un Politburó de unas pocas decenas de miembros y a un Comité Permanente del Politburó, el anillo más interno de poder, posiblemente con siete miembros, reducido de los actuales nueve.

Desde hace tiempo que se esperaba que Xi sucediera a Hu Jintao, primero como jefe del partido y luego como presidente cuando el Parlamento se reúna durante su sesión anual en marzo. Li es el heredero designado del primer ministro Wen Jiabao.