Pekín. China pidió este domingo a Estados Unidos que deje de presionarla, en un momento en que el Senado estadounidense examina un proyecto de ley para penalizar al gigante asiático acusado de manipular el yuan para favorecer las exportaciones.

En un comunicado, el ministerio chino de Relaciones Exteriores repitió su “firme oposición” a este proyecto de ley. Pekín “insta a Estados Unidos a que abandone el proteccionismo y deje de presionar a China mediante su legislación interna”, declaró el ministerio.

El proyecto de ley examinado por el Senado pretende penalizar a China al exigir al Tesoro que acuse formalmente a Pekín de manipular su moneda e imponga sanciones en caso de que no haga nada.

La votación definitiva del texto tendrá lugar este martes.

El banco central chino decidió en junio de 2010 permitir la flotación del yuan más libremente en relación al dólar después de haberlo mantenido casi fijo durante dos años. Desde entonces, se ha apreciado en torno al 7%.

Estados Unidos considera, sin embargo, que el yuan está muy devaluado.

Pero en el informe que el departamento del Tesoro entrega dos veces por año al Congreso sobre los eventuales abusos de los principales socios comerciales de Estados Unidos en materia de tasa de cambio, el ejecutivo siempre ha rechazado, después de la devaluación brutal de 1994, considerar que China “manipula” su moneda.