Santa Cruz (Bolivia). El vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China (APN), Chen Zhu, llamó este domingo a la Cumbre del G77+China a trabajar por la unión de todos los países miembros del bloque y crear una sola posición que sea base en la redacción de la agenda de desarrollo post 2015.

“Nuestro grupo del G77 debe contribuir en la redacción de la agenda de desarrollo post 2015, para conformar una posición única y común, insistiendo en los objetivos de la reducción de la pobreza y la realización de desarrollo", manifestó Chen.

Ante los presidentes y delegaciones que participan en la cumbre en la ciudad de Santa Cruz, en el este de Bolivia, dijo que las naciones en desarrollo deben insistir en el principio de la responsabilidad común y diferenciada en cuanto al cambio climático.

Abogó porque el grupo exhorte a los países desarrollados para que cumplan sus compromisos en materia de capitales y transferencia tecnológica.

"Tenemos que apoyar a los foros internacionales multilaterales comerciales como la OMC" (Organización Mundial del Comercio), dijo y llamó a "promover la reforma del sistema financiero internacional".

Recordó que a lo largo del medio siglo de vida del G77+China, éste se ha convertido en una bandera especial de los países en vía de desarrollo, representando una voz unánime de este grupo y promoviendo la construcción de un nuevo orden económico mundial justo.

"A lo largo de este medio siglo de adversidades y desarrollo mundial nos llena de confianza y orgullo (que) este mismo periodo ha sido testigo de muchas trasformaciones del mundo", afirmó.

A su juicio, sólo como un grupo colectivo se escucharán las voces del sur, se respetarán las aspiraciones y se protegerán los intereses comunes.

Según Chen, se debe insistir en el principio de responsabilidad común sobre el cambio climático, además de promover la reforma del sistema financiero internacional y exhortar a los países desarrollados para "que cumplan sus compromisos", respecto a la transferencia tecnológica.

Con base en proyecciones, entre los próximos tres a cinco años, los países en vías de desarrollo, miembros del G77+China, cuya población representa el 82 por ciento del total mundial, contribuirán en dos terceras partes al desarrollo económico del orbe.

Chen destacó que el G77+China se encuentra en el mejor momento de su vida, y de cara a la oportunidad de dar perspectiva al futuro.

El alto funcionario chino aludió al grupo como una fuerza importante vigente y que se constituye en fundamental para el futuro del mundo.

Recordó que en la actualidad los países miembros de ese organismo poseen la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo.

Consideró que el G77+China debe salvaguardar la paz y estabilidad mundial, "promoviendo la democratización de las relaciones internacionales", pero respetando los caminos y modelos de desarrollo de los países.

Recomendó al grupo multilateral, unidad para "cantar la misma melodía" y constituirse en protagonista en los asuntos internacionales.

Manifestó que hay una alta expectativa y esperanza para los próximos 50 años en alcanzar un mejor desarrollo de los países.