Beijin.- El Ministerio de Defensa de China ha presentado una queja ante Estados Unidos por un informe del Pentágono según el cual el Ejército de China se estaba entrenando probablemente para atacar objetivos estadounidenses y de sus aliados, diciendo que eran "puras conjeturas".

La evaluación, en un momento de intensas tensiones entre EE.UU. y China sobre el comercio, figuraba en un informe anual que puso de relieve los esfuerzos de China para aumentar su influencia mundial, con gastos de defensa que el Pentágono estimó excedieron US$190.000 millones en 2017.

El Ministerio de Defensa de China dijo este viernes en un comunicado que el informe del Pentágono tergiversaba las intenciones estratégicas de China y exageraba la "llamada amenaza militar de China".

"El Ejército de China expresa su firme oposición a esto y ha presentado severas protestas a EE.UU.", dijo.

China avanza por el camino del desarrollo pacífico y persigue una estrategia nacional defensiva, y siempre ha contribuido a la paz mundial y ha protegido el orden mundial, dijo el ministerio.

"El refuerzo de la modernización del Ejército chino es para proteger la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del país, así como la paz, la estabilidad y la prosperidad mundiales", dijo.

"La reforma del eEjército chino, el desarrollo de armas y las capacidades defensivas en el espacio de Internet son justas y razonables. Las críticas en el informe de EE.UU. son puras conjeturas".