Pekín. China iniciará el 9 de agosto un juicio contra Gu Kailai, esposa del destacado ex miembro del Buró Político Bo Xilai, dijeron el viernes dos fuentes, en un caso que está en el centro de un escándalo que ha sacudido al gobierno de Pekín y que podría conducir a una pena de muerte para la acusada.

Ambas fuentes pidieron permanecer en el anonimato debido a lo delicado del asunto y no quisieron brindar detalles.

Apenas la semana pasada, China anunció el procesamiento de Gu bajo cargos de asesinar a un hombre británico en noviembre.

Gu afrontará el juicio en Hefei, capital provincial de Anhui en el este de China, aunque está acusada de haber asesinado al empresario Neil Heywood en Chongqing, la municipalidad noroccidental en la que su esposo Bo ganó fama por las controvetidas políticas que impulsaba.

Diplomáticos británicos han pedido tener acceso al juicio.

La cadena CNN reportó que a dos miembros de la familia se les permitirá asistir y que se espera que el proceso judicial se desarrolle de forma ágil.

Bo, quien fue removido como jefe de Chongqing en marzo, no ha sido nombrado como sospechoso en el caso de asesinato, pero está siendo objeto de una investigación separada por las autoridades del Partido Comunista y más adelante también podría ser sometido a un juicio.

Observadores políticos han dicho que la incapacidad de forjar una postura unificada para manejar el caso de Bo podría afectar la atención del Partido Comunista en definir los cambios de liderazgo que serán decididos en el 18 congreso nacional más tarde en el año.

Bo, de 62 años, es visto ampliamente como un político que presionaba fuertemente por un puesto en el nuevo liderazgo chino, antes de que se viera inmerso en un escándalo revelado por su ex jefe de la policía Wang Lijun.

Bo, también un ex ministro de Comercio, había utilizado su autoridad en Chongqing desde el 2007 para convertir a la municipalidad en un escaparate de sus populistas políticas de gasto y avezadas iniciativas de inversión.