Beijing. La Comisión Central de Control Disciplinario (CCCD) del Partido Comunista de China (PCCh) informó este viernes de que 26.900 funcionarios involucrados en 19.160 casos han sido sancionados por violar las reglas de austeridad en la primera mitad de 2016.

La concesión de beneficios no autorizados resultó la ofensa más común, seguida por el abuso de los vehículos públicos y el ofrecimiento y la aceptación de regalos, con 4.793, 3.449 y 3.370 casos registrados, respectivamente, según los datos dados a conocer por la CCCD en su página web.

Entre las violaciones también se encuentran el uso de fondos públicos para financiar viajes y comidas y la celebración de bodas y funerales lujosos.

El PCCh lanzó sus reglas de ocho puntos sobre la austeridad a finales de 2012 con el fin de reducir la pompa, las ceremonias demasiado lujosas, la burocracia y otras prácticas indeseables de trabajo.

En la primera mitad del año en curso, la CCCD descubrió que cuatro funcionarios de nivel ministerial violaron las reglas.