Las relaciones sinoperuanas están en su mejor momento de la historia, coincidieron el embajador de China, Jia Guide, y el canciller de Perú, Ricardo Luna, al celebrarse este miércoles el 45 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas bilaterales.

En ceremonia protocolar realizada en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, en el Centro Histórico de Lima, Jia destacó que los dos países mantienen la tendencia de avance y ello se refleja en las frecuentes visitas de alto nivel, la profundización de la confianza política y perfeccionando los mecanismos de cooperación.

Afirmó que el presidente de China, Xi Jinping, hará una visita oficial de Estado al Perú en este mes de noviembre, tras la XXIV Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC, en inglés), retribuyendo la que hizo el presidente peruano, Pedro Kuczynski, en septiembre último.

Jia agregó que China y Perú han alcanzado un Tratado de Libre Comercio (TLC) y una Asociación Estratégica Integral (AEI), que han convertido a su país en el primer socio comercial del par sudamericano, con un intercambio que llegó a 16 mil millones de dólares en el 2015, y uno de los primeros inversionistas, con 14 mil millones de dólares provenientes de más de 170 empresas chinas.

Jia recalcó que la confianza mutua se refleja en la dinámica de las relaciones, la cooperación abre oportunidades de una integral complementación, y, la comunicación, facilita el intercambio cultural y la comprensión entre los dos pueblos.

El canciller Luna recordó que en 1971, previo al establecimiento oficial de relaciones diplomáticas, el embajador peruano Carlos Alzamora sostuvo un encuentro en Beijing con el entonces primer ministro Zhou Enlai y que dicha reunión no giró en torno a asuntos políticos económicos, sino sobre la cultura de ambos pueblos, enfocando Zhou su atención en comparar los orígenes de sus respectivas civilizaciones, que surgieron sin influencia externa.

Agregó que la capacidad de innovación es un rasgo esencial de la historia de Perú y China y un legado cultural que permite encarar con optimismo los desafíos del presente y del futuro.

El diplomático peruano resaltó que la fortaleza de la AEI es clara en el campo del comercio y la inversión, pero esta relación ha experimentado un cambio cualitativo en términos de diálogo positivo, refiriendo la visita del presidente Kuczynski a Beijing y Shanghai, y la inminente visita a Perú del presidente Xi Jinping, lo que cimenta aún más la estrecha amistad que une a ambos pueblos.

Durante el acto, que se inició con la entonación de los Himnos Nacionales de China y Perú, continuó con la actuación de la tradicional estampa china de la danza del dragón y de los leones y coreografías de bailes chinos a cargos de escolares de dos de los colegios peruano-chino existentes en la capital peruana.