Washington. A través de una carta enviada a los representantes de los 34 países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acusó a Venezuela de querer “desacreditarla y debilitarla”.

En la misiva -que fue difundida en una rueda de prensa del presidente de la CIDH, Felipe González- se rechazan “los ataques personales, denigrantes y sin fundamento" que el gobierno ha lanzado en su contra, desde que el organismo presentó en febrero pasado el informe Democracia y Derechos Humanos en Venezuela.

“Nos interesa un diálogo, pero lo que no vemos aquí es una refutación de contenidos sino un ataque general descalificatorio”, agregó el funcionario, informó El Universal.

Además, aprovechó la ocasión para reiterar la solicitud que se permita al organismo realizar la 'visita in loco' que tienen más de siete años pidiendo, para verificar la situación de las garantías fundamentales.

El reporte pone en duda la independencia del Poder Judicial, se registran casos de censura previa y se denuncia que los índices de homicidios son de los más altos del hemisferio. Tras ello, el presidente Hugo Chávez ordenó al canciller Nicolás Maduro iniciar los trámites para retirar a Venezuela de la comisión.