Managua. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA exigió este domingo al Gobierno de Nicaragua que respete la libertad de expresión y el derecho a la protesta, tras la detención de al menos 28 personas este fin de semana.

Expertos del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) de esta institución llegaron este domingo a la cárcel de El Chipote, en Managua, para conocer la situación de varios jóvenes arrestados este sábadoen el marco de marchas cívicas.

En las afueras de la cárcel se agruparon además más de un centenar de manifestantes y familiares de personas detenidas, que exigieron su liberación al grito de "Libertad para nuestros presos políticos".

Marlin Sierra, directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), confirmó a dpa que en el El Chipote se encuentran siete jóvenes universitarios detenidos anoche en la ciudad de León (occidente). Varios de ellos son dirigentes del Movimiento Universitario 19 de Abril (M19A).

Familiares de los arrestados dieron una conferencia de prensa en León, acompañados por miembros del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), para exigirle al Gobierno la "inmediata liberación" de los siete estudiantes.

Según la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, por lo menos 28 personas fueron capturadas el domingo en León, en las sureñas Carazo y Granada, y en Managua. En la capital, desconocidos dispararon a una caravana de vehículos de opositores, sin causar víctimas.

Entre los detenidos figuraban 21 jóvenes arrestados por la Policía en Carazo cuando viajaban hacia Granada para asistir a una marcha antigubernamental. El grupo, a excepción de la documentalista brasileña Emilia Mello, fue liberado tras fuertes protestas en las redes sociales y en la prensa independiente.

Mello formaba parte de un equipo de tres personas que filmaría la movilización. Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la CIDH, denunció que la brasileña, que también es ciudadana estadounidense, sigue detenida y se presume que será deportada en las próximas horas.

En el grupo se encontraban también dos documentalistas locales que sí fueron liberados. En las últimas horas se confirmó también la liberación del médico José Antonio Vásquez  y del abogado y militar retirado Francisco Ortega, ambos nicaragüenses, que habían sido arrestados el domingo.

Ortega trabaja con el movimiento "Madres de Abril", formado por familiares de jóvenes muertos en las protestas que estallaron hace cuatro meses en el país. La CIDH elevó este viernes a 322 la cifra de fallecidos durante las protestas, de los que la mayoría, afirma, perdió la vida "como resultado de la acción estatal".