Ciudad de México. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) replicó este lunes al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que "no acepta" su versión sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en el estado de Guerrero en 2014, dijo la relatora para México, Esmeralda Arosmena.

Peña Nieto, quien dejará la Presidencia el 30 de noviembre, enojó a las familias al insistir la semana pasada en la veracidad de la versión oficial del caso Ayotzinapa, a pesar de que fue echada abajo por los expertos de la CIDH que investigaron la desaparición.

Versión oficial. Según la versión oficial, presentada a los familiares en noviembre de 2014, los alumnos, que desaparecieron en el municipio de Iguala el 26 de septiembre, fueron entregados por policías corruptos a miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron en un vertedero de basura.

No obstante, el caso fue posteriormente estudiado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), designado por la CIDH, que cuestionó la llamada "verdad histórica".

En el documento, la CIDH sostiene la probable participación de policías locales, federales y militares en el crimen, y advierte de que "a la fecha no hay nuevas detenciones por acción u omisión de actores estatales.

Los expertos internacionales denunciaron graves irregularidades en la investigación (entre ellas tortura) y presentaron un informe forense que evidenciaba que la quema de los 43 jóvenes en el vertedero no fue posible. "No aceptamos esta narrativa, no hay que hablar más de lo que ellos califican como califican ("verdad histórica") porque nos indigna y nos lastima", aseveró Arosmena.

Representantes del mecanismo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitaron la escuela rural de formación docente de Ayotzinapa, donde estudiaban los jóvenes, para presentar el documento con los pendientes del caso. "En este informe preliminar hacemos un recorrido de estos cuatro años de estos hechos trágicos", dijo Esmeralda Arosemena, relatora para México de la CIDH.

Probable participación de policías. En el documento entregado a las familias, la CIDH sostiene la probable participación de policías locales, federales y militares en el crimen, y advierte de que "a la fecha no hay nuevas detenciones por acción u omisión de actores estatales que podrían haber tenido algún nivel de participación en la noche de los hechos".

La presentación tiene lugar cuando faltan tres meses para que deje el poder el presidente Enrique Peña Nieto, cuyo Gobierno llevó adelante las cuestionadas investigaciones. Arosamena dijo que el informe, que ya se presentó en Washington y cuya versión definitiva estará lista en noviembre, es al mismo tiempo un ejercicio de memoria para mantener vivo el caso.