Caracas. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordenó al Estado venezolano levantar una prohibición que impedía al opositor Leopoldo López optar a ser electo para cargos públicos, lo que allana el camino para que compita en las primarias del 2012 en el país petrolero.

La resolución del tribunal, publicada el viernes, era ampliamente esperada y autoridades venezolanas dejaron entrever en días recientes que no acatarían un eventual fallo favorable a López, un popular y carismático ex alcalde de 40 años.

El economista de profesión estaba inhabilitado para ser candidato por acusaciones de corrupción hechas por el gobierno del presidente Hugo Chávez, pero de las cuales no ha sido procesado. Esa medida lo sacó de la carrera por la Alcaldía de Caracas en el 2008.

"Lo logramos, se hizo justicia. Estoy habilitado. Un triunfo de todos los que hemos luchado por los derechos y la justicia. Ganó Venezuela", escribió López el viernes en su cuenta de la red social Twitter.

Sus abogados dijeron a Reuters que el fallo había sido "más favorable" de lo esperado al disponer que el Estado y en especial el Consejo Nacional Electoral permitan a López ser candidato.

La oposición se prepara para elegir en febrero del 2012 en unas votaciones primarias a un candidato de unidad que le haga contrapeso a Chávez, quien buscará su tercera reelección en las presidenciales programadas para octubre del próximo año.

Gobierno estudiara fallo. El canciller venezolano, Nicolás Maduro, optó por esperar antes de fijar la posición del gobierno.

"Preferimos estudiarlo y hacer un pronunciamiento en base al conocimiento real de lo que ha sido decidido por la CIDH. En todo caso, lo que le debe quedar claro a todo el mundo es que la lucha contra la corrupción y los corruptos seguirá cada vez más firme", dijo al enterarse de que el fallo había sido emitido.

Maduro había asegurado el jueves que "la última palabra" en este caso la tiene el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que "evaluará y dará su dictamen final".

Tras dos exitosas gestiones como alcalde del rico municipio de Chacao, en Caracas, López lideraba las encuestas de intención de voto en el 2008 para la Alcaldía Mayor de la capital con más de 65% de apoyo popular.

Sin embargo, el Estado venezolano lo inhabilitó para postularse a cualquier cargo de elección popular hasta el 2014 por dos casos de corrupción, lo que López reclamó como "inconstitucional".

López no es el único político inhabilitado por la Contraloría General para ejercer cargos públicos y la oposición acusa constantemente al Gobierno de Chávez de utilizar esta vía para dejar fuera a posibles contrincantes del líder izquierdista.

Por su parte, algunos precandidatos a la presidencia por agrupaciones de oposición saludaron el fallo.

"El Estado venezolano debe acatar de inmediato la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor de Leopoldo López", publicó la diputada opositora María Corina Machado en la red social Twitter.