Kiev. La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo el viernes a Ucrania que las puertas de la OTAN permanecían abiertas, incluso aunque su nuevo gobierno ha abandonado el objetivo de unirse a la alianza militar.

Sin embargo, Clinton dejó en claro que Washington no buscaba afectar los lazos más cálidos entre Kiev y Moscú. Aquellos que presionaron a Ucrania a elegir entre Rusia y Occidente estaban dando una "falsa alternativa", aseveró.

Al mismo tiempo, instó al presidente Viktor Yanukovich -electo en febrero - a apegarse al curso democrático e indirectamente expresó su preocupación por reportes sobre violaciones a la libertad de expresión.

"Instaremos al gobierno ucraniano a salvaguardar estas libertades cruciales", dijo en una conferencia de prensa junto a Yanukovich.

La funcionaria estadounidense también respaldó el intento de Ucrania por conseguir una ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) por hasta US$19.000 millones y alentó al país a reforzar su inversión en energías alternativas con una reforma económica, luchar contra la corrupción y aplicar las leyes.

Discretamente, Clinton evitó lanzar críticas directas contra las políticas a favor de Rusia por parte de Yanukovich, en concordancia con la iniciativa de Estados Unidos para "reanudar" las relaciones con Moscú.

Aparte de reducir los contactos con la alianza liderada por Estados Unidos, Yanukovich llevó a Ucrania a un firme acercamiento a Moscú al intensificar los lazos comerciales y extender en 25 años la permanencia de la Marina rusa en un puerto ucraniano en el Mar Negro.

"Con respecto a la OTAN, permítame hablar muy claramente: Ucrania es un país soberano e independiente que tiene el derecho a elegir sus propias alianzas", dijo Clinton al ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Kostyantyn Gryshchenko.

"Las puertas de la OTAN siguen abiertas, pero depende de Ucrania decidir si desea seguir ese u otro camino para sus propios intereses de seguridad", añadió.

Yanukovich abandonó el intento por ingresar a la OTAN, para satisfacción de Moscú, diciendo que su país permanecería fuera de bloques militares. El viernes, el mandatario dijo que Kiev seguiría cooperando con la alianza occidental en defensa de reformas y la preservación de la paz.