La Haya. El coagente boliviano, Sacha Llorenti, habló tras la primera jornada de alegatos orales de Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en el marco de la demanda marítima que la nación altiplánica interpuso en 2013.

Llorente indicó que Chile usó los mismos argumentos de la objeción preliminar de 2015 y desestimó que la defensa nacional haya afectado los alegatos entregados por su país este lunes y martes.

“Chile no ha podido desmontar los sólidos argumentos de Bolivia, enraizados en el derecho internacional, (…) pero, además, los argumentos de Chile, si uno los lee con atención, si uno presta atención, refuerzan a los bolivianos”, aseguró.

“El hecho que existe un tema pendiente entre Bolivia y Chile es uno de ellos”, agregó.

Llorente reiteró la postura llevada hasta la CIJ, señalando que el Tratado de 1904 está al margen de lo que piden en esta instancia, pese a que ambas naciones firmaron y ratificaron el acuerdo, pacto en el cual Bolivia accedió a perder mar.

En esa línea, declaró que como equipo están “absolutamente tranquilos” ya que, en su opinión, “los acompaña la verdad, la historia y, fundamentalmente el derecho internacional”.

“Estamos seguros que este caso va a llegar a buen puerto”, finalizó.