Berlín. La coalición de centroderecha de la canciller alemana, Angela Merkel, superó al principal partido de oposición por primera vez en dos años, según una encuesta publicada el domingo, gracias a un aumento en el apoyo al disidente Partido Pirata, a costa de los socialdemócratas.

Un sondeo de Emnid para el periódico Bild am Sonntag puso a los conservadores de Merkel en un 36% y a su socio de coalición pro-empresarial, los demócratas libres (FDP), sin cambios en un 4%.

Eso deja a la alianza cerca de una mayoría, pero apenas por sobre el apoyo combinado de la oposición de los socialdemócratas (SPD), que cayeron un punto al 26%, y sus socios Verdes, quienes se mantuvieron en un 13%.

Si la encuesta apunta a una tendencia, podría mejorar las posibilidades de Merkel de volver al poder con el FDP manejando la mayor economía de Europa luego de las elecciones federales de septiembre del 2013.

"La razón fue el fuerte desempeño del Partido Pirata", dijo Emnid en su análisis.

Los piratas, que abogan por la libertad de internet, subieron un punto hasta tocar un 10%, su nivel más alto desde octubre en el sondeo Emnid, quitándole apoyo al SPD.

El partido, cuya popularidad subió desde que ganó cupos en dos recientes asambleas regionales, retrasa la política nacional ya que altera la aritmética de coaliciones.

Otros recientes sondeos mostraron los dos campos tradicionales de centroderecha y centroizquierda empatados. Pese a que los conservadores de Merkel poseen una delantera de hasta 10 puntos sobre el SDP, la debilidad del FDP ha restringido las opciones de su coalición.

Esto ha llevado a varios analistas a pronosticar una "Gran Coalición" de conservadores y socialdemócratas bajo la cancillería de Merkel como un resultado probable de las elecciones nacionales.

Analistas dicen que los piratas podrían mantener su reciente éxito hasta las votaciones federales. Sin embargo, una disputa el fin de semana respecto a si los líderes del partido deberían recibir un pago mostró que el partido aún debe trabajar para relucir en el escenario nacional.

El partido se ha negado a tomar una postura en varios asuntos de importancia respecto al economía y la política exterior.